LaTeatral #32

of 64 /64
Nº 32 | ENERO / MARZO 2012 Ω ANURA EN LA FUNDICIÓN En marzo llega el estreno de “Ella Tampoco”, primer montaje de Anura Teatro Ω CRÓNICAS: feSt, Mes de Danza o Perfopoesía en Sevilla y el proceso del Plan General de Circo Ω FESTIVAL ESCENAMOBILE Desde 2 de febrero, exposiciones y el 25 y 26, la programación en el Lope 32 Ω EN PORTADA:MAGOMIGUE 25 años de trayectoria profestional que repasamos en una jugosa entrevista Ω EL TEATRO QUE VIENE X Certamen de compañías emergentes, con la colaboración de LaTeatral y LaExpress ESPECIAL ESPACIOS Así se dirige y se gestiona un teatro. Así se podría hacer MAGO MIGUE 25 AÑOS DE ARTE DRAMÀGICO

Embed Size (px)

description

Revista de Actualidad Teatral Número 32 (Enero - Marzo 2012)

Transcript of LaTeatral #32

  • N 32 | ENERO / MARZO 2012

    ANURA EN LA FUNDICINEn marzo llega el estreno de Ella Tampoco, primer montaje de Anura Teatro

    CRNICAS:feSt, Mes de Danza o Perfopoesa en Sevilla y el proceso del Plan General de Circo

    FESTIVAL ESCENAMOBILEDesde 2 de febrero, exposiciones y el 25 y 26, la programacin en el Lope

    32 EN PORTADA:MAGOMIGUE

    25 aos de trayectoria profestional que repasamos en una jugosa entrevista

    EL TEATRO QUE VIENE X Certamen de compaas emergentes, con

    la colaboracin de LaTeatral y LaExpress

    ESPECIAL ESPACIOSAs se dirige y se gestiona un teatro. As se podra hacer

    MAGOMIGUE 25 AOS DE ARTE DRAMGICO

  • LATEATRAL

  • LATEATRAL

    Pag | 04 EDITORIAL

    Siempre que empiezo a escribir un editorial me pregunto qu quie-ro decir, qu pretendo conseguir con este puado de palabras que slo cada tres meses sirve para situar y contextualizar la posicin y el compromiso de esta revista. Miento, eso sucede durante un par de meses, ms o menos, en los que voy pensando de qu ha-blar, qu seleccionar, de todos los asuntos, acontecimientos, sucesos y mbitos de las artes escnicas. Reivindicar una disciplina. Denun-ciar una situacin injusta. Analizar y contextualizar una realidad. In-terpretar un hecho noticiable. Y sus objetivos intrnsecos, paralelos y transversales: interesar, atraer, servir... Y cmo hacerlo. Empezar fuerte y seguir tirando de la cuerda. Concatenar causalidades para llegar a un efecto. Jugar con la palabras para que muchos entiendan la ge-neralidad y slo unos cuantos lean el mensaje oculto e intencionado. Trazar un dibujo aparentemente inconexo para terminar relacionan-do dimensiones a priori distantes. Las opciones son infinitas.

    Esta vez no. Esta vez estoy harto. Esta vez solo quiero anun-ciantes. Solo quiero inversores. Solo quiero que los promotores de cultura se anuncien en nuestras revistas LaTeatral y LaExpress, que contraten servicios. A nosotros y al resto de revistas escnicas (Artez, Primer Acto, Zirkolika, El Espect-culo Teatral, SuzyQ, etc), al resto que quedamos en pie, claro, poque este final de ao ha cabido a prc-

    ticamente una baja por semana.Somos un grupetto de chalados al que en algn momento (11 aos en digital y 8 en papel en nuestro caso) se nos ocurri que al sector le haca falta mayor difusin, mayor divul-gacin, ms pblico, ms presencia social. Colgados que creemos que sta es una va natural para que el sector sea autosostenible.

    Pero yo ya estoy harto (me re-pito). Como le en Artez (y me da igual incluso copiar) no podemos autoexplotarnos ni endeudarnos ms. Tampoco puedo pedir a nadie ms que siga creyendo. Aunque yo siga pensando que la comunicacin especializada es la mejor difusin. Aunque piense que somos compa-eros y debemos buscar sinergias con el sector y el sector con no-sotros. Qu demonios, nosotros somos sector igualmente.

    Ya me da igual si es por ne-cesidad, compasin, por perder una apuesta, por fe absoluta en nuestros canales de distribucin, nuestro impacto, nuestra audien-cia (dividida entre audiencia espe-cializada, profesionales y pblico potencial), lo bien que escribimos o lo bonita que es nuestra maqueta. Solo quiero anunciantes. Para mi y para mis compaeros. Quiero la supervivencia de la comunicacin especializada en artes escnica en Espaa. Porque por primera vez, y esto no es un farol, este pas est en riesgo de no tener prensa escnica.

    No se puede caer ms bajo. Claro, claro que no.

    EDITA:Noletia, S.L.Parque Empresarial Los LlanosC/ Castilla y Len, n 251, Planta 1CP: 41909 Salteras (Sevilla)Tel: 954711166([email protected])

    DIRECCIN:Gonzalo Andino Lucas([email protected])

    PUBLICIDAD, SUSCRIPCIONES Y DISTRIBUCIN:Luis Martn([email protected])

    CARTELERA Y FORMACIN (LAEXPRESS)Lidia Gamero([email protected])

    DISEO Y MAQUETACIN:Pablo lvarez([email protected])

    NEWSLETTERS INFO CULTURAL SIC-NO:Berto Cceres Caracuel([email protected])

    Administracin:M Esperanza Torres([email protected])

    COLABORADORES PARA ESTE NMERO: Gloria Daz Escalera, ngela Morn, Jos M Roca, Jose Garca vila, Juan Vinuesa, Javier Berger, Luis Castilla, Antonio Raposo

    FOTO PORTADA:MagoMigue cumple 25 aos en la profesin TIRADA:15.000 ejemplares

    IMPRIME:Tecnografic

    LOGSTICA:Susme

    DEP LEGAL: SE-46363ISSN: 1887-8709

    Descrgala en pdf,infrmate y suscrbete en:www.lateatral.comwww.issuu.com/lateatralnoletia

    * www.facebook.com/lateatral.noletia. Sigue nuestra pgina en Facebook para estar al corriente de nuestras sensaciones, informarte y estar pendientes de prximas novedades.

    ** Tambin estamos en Twitter: @noletia

    *** Puedes buscar en Facebook otros proyectos de Noletia: Festival Circada o Teatro Anura

    *** Si quieres que te enviemos informacin cultural y participar en sorteos, enva un email con el asunto suscribirse a [email protected]

    pera 29 de septiembre, 1, 3 y 5 de octubre, 2011

    Las bodas de Fgaro (Le nozze di Fgaro) de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791)Direccin musical, Pedro HalffterDireccin de escena, Jos Luis CastroPrincipales intrpretes: Roberto Tagliavini, Paul Armin Edelmann, Yolanda Auyanet,Olga Peretyatko , Jana Kurucov, Carlos ChaussonReal Orquesta Sinfnica de SevillaCoro de la A. A. del Teatro de la MaestranzaProduccin, Teatro de la Maestranza, 1999

    grandes intrpretes 15 y 16 de octubre, 2011Luz Casal, La pasindanza (sala Manuel garca)Mes de danza 18 Organiza Trans-Forma Produccin Cultural www.trans-forma.es

    2 y 3 de noviembre, 2011 Compaa arkadi zaides (Israel). Quiet 9 y 10 de noviembre, 2011 Compaa teresa navarrete (Sevilla). Otra manera de encontrarse

    pera 11, 14, 17 y 20 de noviembre, 2011 La VaLquiria (die Walkre) de Richard Wagner (1813-1883)Direccin musical, Pedro Halffter Direccin de escena, Carlus Padrissa (La Fura dels Baus)Principales intrpretes: Jos Ferrero, Petra Lang, Michael Volle, Evelyn Herlitzius, Iris Vermillion, Svetla Karsteva, Cornelia Ptassek, Mercedes Arcuri, Alexandra Rivas, M Luisa Corbacho, Manuela Bress, Anja Schlosser, Yaroslava Kozina. Real Orquesta Sinfnica de SevillaCoproduccin, Palau de Les Arts Reina Sofa de Valencia y Maggio Musicale Florentino

    grandes intrpretes19 de noviembre, 2011 pat Metheny troLarry Grenadier, bajo / Bill Stewart, batera

    CiCLo Listz (sala Manuel garca)23 de noviembre, 2011

    Miguel ituarte, piano Doce estudios trascendentales

    danza 26 y 27 de noviembre, 2011

    ballet Contemporneo del teatro san Martn de buenos airesDirector artstico, Mauricio Wainrot Las 8 estaciones Coreografa, Mauricio Wainrot Msica, Antonio Vivaldi y Astor Piazzola

    piano 28 de noviembre, 2011

    Maria Joo pires, piano antonio Meneses, violoncheloL. van Beethoven, Sonata para violonchelo y piano n 4 /Sonata para violonchelo y piano n 5 / Sonata para piano n 31 /J.S. Bach, Suite para violoncelo n 2

    FLaMenCo 10 de diciembre, 2011

    Miguel povedaRecital flamenco

    JVenes intrpretes (sala Manuel garca) 15 de diciembre, 2011

    sara requena, pianoObras de J.S. Bach, Beethoven y Chopin

    ConCiertos 18 de diciembre, 2011

    Concierto de navidad Orquesta de Cmara de la Real Orquesta Sinfnica de Sevilla Concertino y Director, Vladimir DmitrienkoPrograma Villancicos populares

    pera en naVidad29 y 30 de diciembre, 2011

    Hnsel y gretel de Engelbert Humperdinck (1854-1921)Direccin musical, Pedro Vquez / Direccin de escena, Maribel MacasProduccin, Teatro de la Maestranza en colaboracin con la Delegacin Provincial de Educacin de la Junta de Andaluca

    Programacin septiembre, octubre, noviembre y diciembre

    teatro de la Maestranza. paseo Cristbal Coln, 22. 41001. sevillatelfono de informacin: 954 22 33 44. www.teatromadelaestranza.es

    QU QUIERO Texto | Gonzalo Andino

  • aonueve n30

    INDICE Pag | 05

    DANZADel 11 al 14 de enero, 2012

    BAllet De lA perA De VArsoViA(Ballet Nacional de Polonia)Director, Krzysztof PastorlA BAyADreCoreografa, Natalia Makarova, sobre coreografa de Marius PetipaMsica Ludwig Minkus / John LanchberyReal Orquesta Sinfnica de SevillaDirector musical, Tadeusz Wojciechowski

    DANZA coNtemporNeA (sala manuel Garca) 14 y 24 de enero, 2012

    pAD VerteBrAciN iiLigeRaCoreografa, guillermo WeickertPequeaS MeLaNCOLaSCoreografa, Manuela NogalesOrganizacin y Produccin, asociacin de Profesionales y Compaas para el Desarrollo de la Danza en andaluca

    FlAmeNco 21 y 22 de enero, 2012

    estrellA moreNteen concierto

    GrANDes iNtrpretes28 y 29 de enero, 2012pAsiN VeGASiN COMPaSiN, nuevo disco

    ZArZuelA 7, 8*, 9, 10* y 11 de febrero, 2012

    luisA FerNANDAde Federico Moreno Torroba (1891-1982)Direccin musical, Cristbal SolerDireccin de escena, Luis OlmosPrincipales intrpretes: ana ibarra, amparo Navarro*, Yolanda auyanet, Juan Jess Rodrguez, Csar San Martn*, Jos Bros, alex Vicns* Real Orquesta Sinfnica de Sevilla Coro de la a. a. del Teatro de la MaestranzaProduccin, Teatro de La Zarzuela

    JVeNes iNtrpretes (sala manuel Garca) 14 de febrero, 2012

    FrANcisco Fierro, pianoPiano romntico: Obras de Scriabin, Rachmaninov, Liszt y Chopin recitAles lricos 18 de febrero, 2012

    thomAs hAmpsoN, bartonoWolfram rieger, piano g. Mahler, Lieder eines fahrenden Gesellen, Rckert-Lieder y Kindertoten-Lieder

    recitAles lricos 11 de marzo, 2012

    BArBArA heNDricks, sopranolove Derwinger, piano

    perA 17, 20, 23, 27 y 30 de marzo, 2012

    luciA Di lAmmermoor de gaetano Donizetti (1797-1848)Direccin musical, Will Humburg Direccin de escena, Michal ZnanieckiPrincipales intrpretes: Mariola Cantarero, Stephen Costello,Juan Jess Rodrguez, Simn Orfila Real Orquesta Sinfnica de SevillaCoro de la a. a. del Teatro de la MaestranzaProduccin, pera Nacional de Varsovia

    piANo22 de marzo, 2012

    mikhAil ruDy Modst Mussorgsky, Cuadros de una exposicinCon proyeccin de dibujos de Wassily Kandinsky creados para la obra musical

    Programacin enero, febrero y marzo, 2012

    teatro de la maestranza. paseo cristbal coln, 22. 41001. sevillatelfono de informacin: 954 22 33 44. www.teatrodelamaestranza.es

  • LATEATRAL

    Tras pasar por Granada (Teatro Alhambra, en octubre) y Mlaga (Teatro Cnovas, en diciembre), un par de giras valencianas, pisar distin-tos escenarios andaluces y algnos teatros vascos (Elorrio, Amorebieta y Durango, 27, 28 y 29 de enero) en febrero, los das 11 y 12, Histrin vuel-ve al Teatro Central con su ltimo montaje: Traicin de Harold Pinter. Un espectculo en torno al cual se ha generado una enorme expectacin ya que, si bien estamos hablando de una de las ms slidas compa-as andaluzas, es innegable que su montaje anterior, Los Corderos,

    con direccin de Daniel Veronesse, supuso un antes y un despus y la mejor frmula para alcanzar las pocas plazas que les quedaban an por conquistar.Y se dira, por la sinopsis del espec-tculo (an no lo hemos visto) que puede guardar similitudes con Los Corderos. Grupos aparentemente estables que se ven asaltados por la presencia de algo o alguien que los altera. Sencillez, comedia y tristeza al mismo tiempo. Juego de engaos y traiciones personales y profesionales: esposa que traiciona a su marido, amigo que engaa a su ntimo o

    personas que dejan de ser fieles a sus propios principios. Para este montaje Histrin recurre de nuevo a un director argentino, en este caso a uno de los creadores de moda, Marcelo Subiotto, quien vuelve a situar a los actores -en este caso Gema Matarranz, Manuel Sa-las y Constantino Renedo- como la pieza fundamental de este nuevo montaje. Texto, vigencia y, sobre todo, interpretacin, son las claves que hacen que Histrin sea una de nuestras compaas favoritas y una referencia para el teatro contempo-rneo andaluz.

    LATEATRAL

    HISTRIN REVISAA PINTER

    Pag | 06 ACTUALIDAD

    TraiCin cumple su primer trimestre y contina de gira

  • LAURA GODOY Y MERCEDES BERNAL. FOTOGRAFA DE LUIS CASTILLA

    Por fin ver la luz Ella Tampoco, el primer espectculo de Teatro Anura, compaa de Laura Godoy y Mercedes Bernal, nacido bajo el seno de Noletia (empresa editora de esta revista o responsable de Circada). Por fin se podr contrastar ante un pblico expectante, que ha ido conociendo el proceso de creacin a partir de esta revista, por Facebook, por newsletters o por contacto directo con sus creadoras.

    Ella Tampoco es un espectculo de corte contemporneo, pero de lenguaje directo y sencillo, cargado

    de humor y con muchas historias cotidianas que se entremezclan con distintas reflexiones sobre la vida, la felicidad, las barreras y los lmites que nos auto imponemos o los prejuicios que tenemos ante nosotros y los dems. Tambin se entremezclan realidad y ficcin, con dos actrices sobre el escena-rio, Laura y Mercedes, que juegan a medio camino entre persona y personaje, relatando pasajes de sus propias experiencias.. o tal vez no lo sean? Por ltimo, la mez-cla llega tambin en la fusin de

    lenguajes: teatro, msica, creacin audiovisual.

    Ella Tampoco es, fundamen-talmente, un viaje emocional. Un viaje que urga en situaciones intensas, que se atreve a desnu-darnos para preguntarnos algunas cuestiones que suelen ser tab. Sin agresiones, pero sin concesiones. Es un ejercicio personal e ntimo, que precisamente por ello llega al corazn, a lo ms profundo del espectador. No te lo pierdas, del 21 al 31 de marzo, en La Fundicin de Sevilla.

    TraiCin cumple su primer trimestre y contina de gira

    ella tampocoen marzo en la fundicinTeatro Anura estrena al fin su primer espectculo, del 21 al 31 de marzo

    aodiez n32

    ACTUALIDAD Pag | 07

  • LATEATRAL

    El actor Gregor Acua acaba de embarcarse en el que es, proba-blemente, el proyecto profesio-nal ms personal de su carrera. Actor por llamarlo de alguna for-ma: productor, director, payaso, formador... Profesional inquieto, de esos poquitos teatreros que ves en los teatros o en distintos actos, interesndose tanto por lo artstico como por lo que se cuece. As apareci el Centro de Artes Escnicas, actualmente en stanby, pero que durante 7 aos supuso una de las opciones ms atractivas de formacin artstica de Sevilla. Pero el proyecto, enten-dido globalmente, no ha muerto ni morir nunca. La escuela abri muchas puertas, desemboc en muchos pequeos proyectos y

    estableci muchsimas nuevas relaciones. Uno de esos proyec-tos, el ms grande y sntesis de lo que significa establecer nuevas redes, es Excntrica Produccio-nes, la compaa de Acua, Isabel Vzquez e Ignasi Vidal, que ahora presenta el monlogo El Gran Inquisidor.El sacerdote Gregor Acua, diri-gido por Jorge Malpeli, aborda un tema planteado por Dostoievski hace 130 aos, ubicado en Sevilla en la poca ms dura de la Inqui-sicin y aplicable perfectamen-te al da de hoy: Qu pasara si Jesucristo hubiera aparecido en aquellos tiempos? La respuesta es bastante obvia: hubiera sido condenado por hereje por la iglesia que dice seguir su Palabra. El uso

    que se le da a las distintas inter-pretaciones, algunas perversas, sobre Dios es la clave principal de un texto sobre la hipocresa, la sociedad, el individuo y su libertad. Una produccin sobria, pensada casi sin escenografa, sin diseo de luces, y a disposicin de espacios patrimoniales o con cierto punto (desde bodegas a cuevas, iglesias o patios) y pensada para aforos reducidos (Excntrica cuantifica en 80 el nmero ideal de buta-cas) completa la idea de que es-tamos ante una apuesta ms que personal, que podr verse en La Fundicin, del 15 al 19 de febrero. Antes, el 3 y 4 de Febrero, en la Sala-Estudio Eugenio Barba, del Teatro Antonio Gala, en La Rinconada.

    FOTO

    : Cris

    tina

    Capi

    lla

    LATEATRAL

    EL RETO INQUISITORIAL DE GREGOR ACUA

    Pag | 08 ACTUALIDAD

    El Gran InquIsIdor ir a la fundicin de sevilla del 15 al 19 de febrero

  • aonueve n31

    prximamente en la red...

    EN MARZO 2012Llega una nueva manera de conectar con la cultura

    www.elclubexpress.com

    contenidos y servicios culturalesinformacin, agenda, entrevistas, crnicas, reseas,

    newsletters, alertas, descuentos para actividades, con-cursos, sorteos y promociones, tienda

    y mucho ms...

    FORMA PARTE DEL CLUB EXPRESS. ES GRATIS.

    *Delegaciones en Sevilla, Huelva y Granada. Si ests [email protected] en abrir una delegacin en tu provincia contacta con nosotros:

    954 71 11 66

    un proyecto de:

    Delegacin Granada:

    Delegacin Huelva:

    medios oficiales:

  • Eduardo De Filippo escribi Yo, el heredero en napolitano en 1941 y la rescribi en italiano en 1968. Segn nos cuenta su traductor, el tambin dramaturgo Juan C. Plaza-Asperilla adems de dramaturgo, De Filipo es actor, por lo que todos sus dilogos desprenden una bri-llante naturalidad. Un placer que se redobla cuando se trata de dirgir a un elenco de catorce actorazos de la talla de Ernesto Alterio, Jos Manuel Seda, Yoima Valds, Mikele Urroz o Concha Cuetos, quienes visitarn Andaluca en enero y febrero: 14 y 15 en el Auditorio de la Diputacin de Mlaga, 15 al 19 de febrero en el Lope de Vega de Sevilla y 24 y 25 del mismo mes en el Gran Teatro de Crdoba.

    Tal vez para no perder ni un pellizco de la intencionalidad y frescura originales, Producciones DOdorico ha optado por la direccin del tambin napolitano Francesco Saponaro, quien tiene la suerte de poder trabajar con un grupo de ac-tores fascinante y sobre un texto inteligente, reflexivo, incisivo, tier-no, luminoso en el que disfrutan tanto actor como pblico. En esta comedia, un misterioso personaje, Ludovico Ribera (Ernesto Alterio), ir descubriendo con gran irona, las maldades, mentiras y errores de una

    familia de la burguesa acomodada.Plaza-Asperilla tambin nos ha-

    bla de otros atractivos de la obra, como que este personaje sea una herencia de Polichinela, la gran mscara de la commedia dellarte: Pulcinella (Polichinela), una vieja conocida de Eduardo De Filippo. Simboliza el alma de pueblo napo-litano, un pueblo cansado de los abusos de los poderosos y las clases privilegiadas. Algo que suena a ac-tual y a influencias shakespearianas, como lo es la propia trama, basada en hechos reales, concretamente en el despido de un periodista por su posicin poltica antifascista al que el autor acogi en su casa. Cuando falleci, otro periodista solicit al dramaturgo ocupar su lugar.

    Terminamos con las palabras de Juan C. Plaza Asperilla: Mo-lire, Feydeau, Ionesco, Pinter. El personaje de Ludovico ha sido comparado con el Prspero de La Tempestad o el impostor Tartufo. Las situaciones se relacionan con pelculas como Teorema de Pasolini o El ngel exterminador de Buuel. Es una obra llena de las herencias y vanguardias propias de un teatro universal, y que en este caso lleva la inequvoca marca de un De Filippo secreto, intrigante, sorprendente y siempre divertido.

    Un gran texto de edUardo de Filippo deFendido por grandes intrpretes

    GIRAANDALUZA DEYO, EL HEREDERO

    Pag | 10 ACTUALIDAD

    LATEATRAL

  • aodiez n32

    Ya en el nmero 30 de LaTea-tral adelantamos los primeros de-talles de la que sera la carta de presentacin de AcTeatro, la com-paa dirigida por Adolfo Carmona, con la que da un paso al asumir nuevas tareas, como la direccin escnica o la adaptacin del guin, basado en la tragedia de Eurpides. Estas nuevas facetas se suman al diseo de iluminacin que, como no poda ser de otra manera, ya que Carmona ha estado siempre vinculado al mbito tcnico, juega un papel fundamental.

    Las Troyanas es mucho ms que una adaptacin que, por cier-to, suaviza la estructura clsica de la tragedia griega, potenciando los dilogos por encima de los mon-logos con la idea de que llegue ms fcilmente y a un pblico ms amplio. Con esta versin de Las

    Troyanas AcTeatro ha configura-do un paquete de actividades que vienen a reforzar la previa del montaje a partir del dilogo con otras disciplinas artsticas y que estn claramente orientadas a potenciar una experiencia ms intensa y participativa del pblico con la obra. Grandes dosis de co-nocimiento de la cultura clsica y de los procesos creativos para un pblico que se sentir ms cercano al producto artstico.

    Lo que podramos denomi-nar experiencia global de Las Troyanas incluye, para empezar, una exposicin de seis artistas plsticos que reinterpretan los seis personajes femeninos. Desde la literatura, cuatro autores han confeccionados sendos relatos so-bre cuatro de estas mujeres, pero reubicndolas en tiempos contem-

    porneos, mientras mantienen su perfil psicolgico. Por ltimo, el espectculo puede ir acompaado de toda una escuela de especta-dores formada por tres conferen-cias: sobre cultura clsica, sobre el lenguaje no verbal en la escena (desde atrezzo a iluminacin o escenografas y vestuarios) y so-bre la construccin de personajes. Un estupendo conjunto de 4 ac-tividades complementarias (obra, exposicin, relatos y conferencias) especialmente pensados para un aterrizaje contundente en cual-quier municipio.

    De momento, el 10 de febrero ser el estreno absoluto del pro-yecto al completo en Morn de la Frontera. Antes del estreno, el 21 de enero en Mairena del Alcor y 28 en Marchena, ir rodando el espectculo sin complementos.

    AcTeATro oFrece LAs TroyAnAs, un especTcuLo con muchos compLemenTos

    ACTUALIDAD Pag | 11

    TROYAPOR LOS CUATRO COSTADOS

    FOTO: Pie de foto

  • LATEATRAL

    El pasado mes de diciembre, el bailarn y coregrafo Manuel Caadas quiso mostrar en el caS de Sevilla, dentro de la programa-cin de Endanza, un pedacito de su nueva piel: la piel de Yoe, un ancia-no que vive aislado en su soledad, rodeado de las voces de su pasado. La vida le ha llevado ah y eso no es algo ni bueno, ni malo. Yoe no juzga, no se plantea, no cuestiona: simplemente sobrevive.

    Oye, Yoe. Sndrome de Ausencia es un espectculo an en proceso

    de creacin pero tan avanzado que ya se distinguen unos rasgos que lo acercan casi al realismo mgico. Basado en la versin libre de Cama a cama: viaje y baile sedentario realizada por Juan Lario sobre el texto Eh, Joe, que Samuel Beckett cre especialmente para televisin, esta historia lleva muchos aos rondando el subconsciente de Ma-nuel Caadas. Cuando tena once o doce aos vi en el programa de La2 La voz humana una versin inter-pretada por Agustn Gonzlez. Una interpretacin asombrosa, llena de fuerza, ese hombre ah sentado en su soledad recitando de aquella manera el texto Aquello se me qued grabado en la memoria y me ha acompaado siempre en todos mis trabajos, en los que el recurso de las voces en off ha estado muy presente.

    Con este espectculo Caadas ha querido cerrar una etapa en la que, precisamente, esas voces han sido protagonistas. Y lo hace, adems, afrontando un reto inter-pretativo para l: prescindir de la expresin de su rostro y expresar nicamente con el movimiento de su cuerpo. Yoe se presenta al pblico tal y como es: un anciano. Una caracterizacin que se consi-gue gracias al trabajo del escultor Fernando Rodalva y de Mamen Peinado, quienes han realizado una impresionante mscara de ltex que te proyecta al futuro para ver

    Pag | 12 ACTUALIDAD

    LATEATRAL

    Manuel Caadas NOS avaNza cON el NuevO

    prOyectO de perrOS eN daNza: Oye, yOe.

    SNdrOme de auSeNcia, aN eN faSe de creaciN

    Texto | Gloria Daz Escalera

  • aonueve n30

    a Manuel Caadas dentro de veinte, de treinta aos, lleno de arrugas, con el pelo cano y la expresin can-sada pero serena de una vida intensa.

    Oye, Yoe posee un importante trabajo drama-trgico que ha estado orquestado por Beln Lario, compaera habi-tual de viaje de Perros en Danza. Como ella misma explica, esta versin de Eh, Joe es pura casualidad. A la hora de hacer una lec-tura dramatrgica tena mucho miedo de perder los matices porque el texto original no es sino unos cuantos apuntes. Era un trabajo experi-mental de Beckett, as que recurr a mi her-mano Juan para que me ayudara y casi de forma natural naci este Yoe. Quisimos transformar el personaje de Beckett, inamovible, atenazado por el miedo y la culpa, en puro movimiento. Creamos un Yoe ex-puesto y vulnerable pero que mantiene su espritu embaucador, que se siente en pleno apogeo a pesar de su edad. Hemos querido desnudar su alma frente al pblico.

    El estreno de Oye, Yoe cuya fecha est an por confirmar- coincidir con un aniversario importante

    para la compaa, que en 2012 cumplir 15 aos de recorrido escnico. En todo este tiempo siempre he tenido muy presente que, en la bsqueda de moti-vaciones para bailar y para crear, tena que estar un

    deseo de disfrutar con lo que hago, de cam-biar, de buscar, de en-contrar, admite Manuel Caadas.

    Precisamente esa inquietud escnica se plasma ahora abando-nando la lnea de ex-ploracin ms personal, incluso autobiogrfica, de anteriores montajes como Petroff, solo quie-re bailar o Florilegio en movimiento. En esta obra hay un cambio de energa, es menos es-pontneo, menos per-sonal. Hay un personaje externo a m con el que existe una separacin emocional. Un trabajo diferente para el que cuenta con el apoyo de Mara M. Cabeza de Vaca una de las voces que, adems, le acompa-an en escena- para el desarrollo coreogrfico.

    Oye, Yoe. Sndrome de Ausencia es una

    aventura creativa para Manuel Caadas y todo su equipo. Un viaje que no tiene an un destino fijado pero que ya refleja la belleza y la complejidad del alma que, a diferencia del cuerpo, no envejece..

    aonueve n31

    MANUEL CAADAS EN OYE, YOE. SNDROME DE AUSENCIA

    ACTUALIDAD Pag | 13

  • LATEATRAL

    Tranquilo, tranquila. No vamos a hablar del boom inmobiliario. Pero s de la construccin, de los edificios, de la infraestructura es-cnica. Porque pensamos que ah est el quid de la cuestin. De la cuestin escnica.

    Con el replanteamiento gene-ral que est suponiendo el nuevo contexto econmico, las artes escnicas no podan permanecer ajenas. Cualquiera que est media-namente informado habr ledo o escuchado que el modelo cultural existente en Espaa, y en buena parte de la vieja Europa, se est haciendo trizas. Sin una propuesta firme sobre la mesa que releve al actual paradigma, por cierto.

    Hace un par de aos, cuando apenas sospechbamos hacia dn-de iba esto, es decir, lo profundo que sera el abismo, el eje de los debates profesionales vir hacia los pblicos. Ese primer paso, natural

    por otra parte, abri una profunda reflexin sobre la comunicacin, el mrketing, la relacin con el espectador y las posibilidades de crecimiento. Pero claro, no puede haber pblico sin actividad, y no puede haber actividad sin una buena gestin de nuestros espacios esc-nicos. Porque del teatro de calle casi prefiero ni hablar. Ahora, pues, nos atrevemos a decir que el nuevo tema candente es la gestin y direccin de espacios. Por eso nos hemos propuesto hablar con los responsables de distintos espacios escnicos, paradigmticos o simblicos por algn motivo. Del Maestranza, el coliseo de la lrica andaluza por excelencia, al Teatro Xtremo, una sala independiente dedicada a los nuevos lenguajes en Jan! Hemos hablado con gente que sabe de esto, como Jos M Roca, primer andaluz en poner en pie una sala alternativa y presidente

    de la asociacin de salas privadas de Sevilla; con ACTA, la asociacin que tiene el nico documento con una propuesta tangible de cam-bio de modelo en la gestin de los espacios; o con un gestor pblico con experiencia en lo municipal y en lo provincial, como Jos Garca vila, de Granada, y con otro que lleva adelante un modelo diferente desde hace muchos aos: Antonio Castro, de La Rinconada (Sevilla). Hemos hablado con un espacio p-blico gestionado por una empresa (Sebastin Sarmiento en la ESAD en Mlaga) y con el coordinador de los teatros de la Junta de Andaluca, Manuel Llanes. Tambin quisimos hablar con el director del Teatro Lope de Vega de Sevilla, pero se puso enfermo. Ya repuesto, nos sentaremos con lprximamente.Hemos hablado con mucha gente. Hemos querido ser tiles. Que lo disfruten.

    Pag | 14 PESPECIAL

    QU HACER CON TANTO LADRILLO?

    NUEVO MONOGRFICO: GESTIN Y DIRECCIN DE ESPACIOS ESCNICOS. AS LO HACEMOS, AS PODRAMOS HACERLO

    Texto | Gonzalo Andino

    Director de LaTeatralTwitter: @gonzalo_andino

  • aodiez n32

    Cules son las caractersticas del Teatro de la ESAD de Mlaga?

    Tenemos 450 butacas y un escenario de 12 mts de boca por 8 de fondo con una dotacin tc-nica acorde al espacio. Su principal caracterstica es su situacin, ya que est en Teatinos, un barrio de reciente creacin, junto a la Universidad. El teatro necesita de espectadores, y qu mejor que sean nuestros vecinos. Adems, est ligado a una Escuela y no slo ha de servir a los alumnos para presentar sus trabajos, sino para permitirles ver distintos espectculos.

    Cules sern las claves de la pro-gramacin?

    En primer lugar, el Teatro per-tenece a la ESAD, y por tanto los trabajos de los alumnos tienen su hueco y adems son xito de p-blico casi garantizado, no solo con amigos -los cuales conocern el teatro y volvern en un futuro-, sino tambin por la presencia creciente

    de vecinos. En segundo lugar, el programa uno de los nuestros, con los espectculos de antiguos alumnos de la ESAD de Mlaga que hoy en da estn triunfando, para mostrar su cantera y para ensear a los alumnos actuales, y a la propia ciudad. Y en tercer lugar, tenemos el objetivo de acercar la dramatur-gia contempornea que se hace en otras provincias a nuestro escenario.

    Cul es el acuerdo que tienes con la Escuela?

    Fuimos a hablar con ESAD por otro proyecto, pero en esa reunin, Juan Carlos Vilaseca, el director, me dijo que necesitaban ayuda. Al da siguiente empec a preparar el proyecto de gestin. Y el acuerdo fue sencillo, las instalaciones de la ESAD son magnificas. A parte de eso, nosotros buscamos patrocina-dores y colaboradores.

    Cmo hacer sostenible un pro-yecto como ste?

    El proyecto se sostiene porque es una apuesta de futuro, no el sustento actual de La Impruden-te. Hemos hecho un plan de via-bilidad a tres aos, y dependemos bsicamente del pblico. Por eso, estamos continuamente en la calle y buscando colaboradores, sobre todo entre empresas del barrio con voluntad de generar sinergias. Sin ellos el teatro se nos cae. Otra idea interesante para m ha sido apostar por las coproducciones, como la de noviembre con Proyecto Scena Klsica, o con la propia La Impru-dente, que estrenar en febrero Julio Csar, un espectculo creado especficamente para este espacio.

    Por otro lado, las dificultades son muchas: no te conoce nadie, no tienes dinero para hacer publicidad y las compaas tenemos mucho miedo a darnos el batacazo. Para m ha sido ms tenso inaugurar temporada en el Teatro, que es-trenar cualquiera de nuestros es-pectculos.

    COGESTIONAR EL TEATRO DE UNA ESCUELA DE ARTE DRAMTICO

    SEBASTIN SARMIENTO

    de la compaa La Impruden-te, nos cuenta su experiencia

    en la ESAD de Mlaga

    SEBASTIN SARMIENTO

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS Pag | 15

  • LATEATRAL

    En los inicios de las ltimas tem-poradas sois el blanco de muchas miradas debido a los recortes...

    Y se vive con dificultad, obvia-mente, pues los recortes alcanzan a todas las esferas de lo pblico y la cultura no iba a ser una excepcin, desgraciadamente. Las cifras de nuestros recortes son pblicas y elocuentes. Sin embargo, el reto de sobrevivir a la crisis manteniendo nuestro tradicional sello de cali-dad, ese certificado de alta dignidad artstica que quiz sea el mayor patrimonio del Maestranza, nos obliga ahora a redefinir nuestra estrategia de gestin optimizando el gasto, renegociando contratos,

    ajustando al mximo los costes e inventado programas que sean, a la vez, atractivos y econmicos- y se tambin es un excitante y responsable trabajo creativo, pues puedo presumir de que lo estamos logrando. Y hay, tambin, un aspec-to interno que valoro muchsimo: la cohesin y el compromiso de los trabajadores, que han comprendido que o salimos juntos o no salimos. Los trabajadores estn respondien-do con madurez y excelencia.

    Cmo estis compensando la pr-dida de recursos por la bajada de la aportacin de las instituciones?

    Un teatro como el nuestro tiene,

    ELPBLICO

    ESNUESTRO ESPEJO

    Pag | 16 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS

    Desde el ao 2004 Remedios Na-varro es gerente del Teatro Maes-tranza, todo un templo para la lrica. Tiempo suficiente para vivir pocas regulares (cmo sta) y tiempos esperanzadores, sobre todo aqul que se abra con la importante re-forma -hace apenas 4 aos!-, una ampliacin que multiplicaba las po-sibilidades tcnicas del teatro con la intencin de intensificar la pro-gramacin y ser capaz de albergar las producciones ms ambiciosas. De ah en adelante todo han sido recortes y ajustes en un teatro muy alejado por arriba de otras realida-des locales y muy alejado a la baja de otros centros lricos en Espa-a y Europa. Malas noticias que el Maestranza ha contrarrestado con ingenio, buscndose las cas-taas, vinculndose cada vez ms al pblico, enraizando socialmente y hacindose, en una palabra, im-prescindible. Navarro nos acerca el da a da de una de las personas de ms responsabilidad en el mbito de la cultura.

    REMEDIOS NAVARROdirectora gerente del Teatro de la Maestranza y de la ROSS

    FOTOS DE ARRIBA A ABAJO: TEATRO DE LA MAESTRANZA Y LAS 8 ESTACIONES (foto de Alicia Rojo)

  • aodiez n32

    bsicamente, tres lneas de finan-ciacin: las aportaciones pblicas, los ingresos por patrocinio privado al que hemos incorporado nuevas empresas, pese al momento actual: un claro indicio de que el valor social aadido que genera el Maestranza sigue siendo atractivo- y la taquilla. En este ltimo aspecto, yo no me puedo sentir ms feliz. Ahora que muchos teatros y orquestas estn sufriendo cierta refraccin del pblico, el Teatro de la Maestranza mantiene unos niveles de ocupacin altsimos. Luz Casal llen 2 noches. Poveda, 3. Un cantaor de flamenco llenando tres noches seguidas un aforo de 1.800 butacas. Realmente extraordinario. Las bodas de Fgaro y La Valquiria han tenido el teatro a rebosar. En Pat Metheny no caba un alfiler La ROSS ha mantenido su nivel de abonados, incluso incrementndolo. En fin, si siempre he dicho que el mayor tesoro del Maestranza es su pblico, hoy ese tesoro se ha mul-tiplicado por diez. Crame, el calor del pblico es nuestro motor diario. Sin esta afectuossima y vibrante respuesta del pblico, hoy lo estara-mos pasando mucho, mucho peor. Se lo juro: yo muchos das tengo unas ganas enormes de salir a la calle a gritar Gracias, Sevilla.

    Tenis ahora al pblico ms cerca y pendiente que nunca...

    Es como si el pblico hubiera entendido este envite histrico y se hubiera movilizado, espontnea y silenciosamente, para demostrarle su cario al Teatro, justo cuando el Teatro ms lo necesitaba. Nosotros sentimos en la piel -y en las cuentas, a travs de la taquilla- la solidaridad y el apoyo del pblico. Y su presencia nos ratifica en nuestra propuesta, porque un teatro vaco hoy sera un doble crimen. Dinero pblico malgas-tado en nada. En el Maestranza est ocurriendo, exactamente, todo lo contrario. Y creo que eso es tambin el fruto de una herencia. Un lega-

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS Pag | 17

  • LATEATRAL

    do de 20 aos de hacer economas porque nuestro presupuesto ha sido siempre muy inferior al de los grandes coliseos lricos de Madrid o Barcelona - cosechando xitos y creando y consolidando a su pblico.

    Qu herramientas tenis para permanecer en contacto con vues-tro pblico?

    Nos funciona muy bien la ms antigua de todas: el contacto per-sonal y diario en la sala. Su disfru-te o disgusto se mide all. Y ah, casi todo es calor; y yo estoy en la mayora de las funciones. Celebra-mos jornadas de puertas abiertas, mantenemos una lnea de contacto online, organizamos concurridas charlas en las el pblico opina y pregunta, pero lo que ms nos funciona es el contacto y el cambio de impresiones en el hall, mostran-do actitud abierta y accesible. El pblico lo nota y lo agradece y no-sotros tambin, porque contribuyen mucho a mejorar nuestro trabajo. Hoy, ms que nunca, el pblico es nuestro espejo.

    Qu supone asumir la gerencia de un espacio tan simblico como el Maestranza?

    Yo asum la gerencia del tea-tro en noviembre de 2004 y de la orquesta en enero del 2005, un reto exitante y difcil al tratarse de un teatro tan prestigioso. Con el tiempo, eso se va normalizando conforme una misma va encarando los retos propios de su mandato, como mantener la programacin mientras realizas una gran obra de reforma interna 10 millones de eu-ros de presupuesto-. se fue uno de los momentos ms felices de mi tiempo aqu, cuando las instituciones fijaron un ambicioso proyecto de crecimiento progresivo acorde al nuevo Maestranza que haba nacido de la reforma, un teatro amplio y tecnolgicamente, al fin, muy bien dotado. Desgraciadamente, la crisis

    enfri esos planes. Hemos vivido muchas noches

    especiales que justifican el esfuerzo, como disfrutar de La Traviata con orquesta y voces protagonistas an-daluzas: Mariola Cantarero e Ismael Jordi, todo un orgullo. En este teatro somos muy conscientes de dirigir uno de los grandes espacios lricos espaoles, y sin duda el teatro de cabecera en Andaluca situado en la ciudad con mayor relacin ntima con la pera del mundo

    Ha sufrido alguna evolucin la programacin del Maestranza en los ltimos aos?

    Es evidente que la programa-cin es un reflejo de la economa del teatro. Los ttulos de pera y el nmero de espectculos de los ciclos han debido menguar, forzo-samente. Los felices tiempos con 13 peras en una temporada ya no son estos. Y tambin est claro que debemos adecuar al mximo nuestra oferta con la demanda general del pblico. Lo contrario, sera muy irresponsable. As es que el de ahora no es un tiempo para innovar y correr demasiados riesgos estticos. Pero todo, siempre, es una cuestin de calidad, variedad y equilibrio. Y creo que en nuestra oferta esos valores estn sopesa-dos razonablemente. Hay una cosa clara sobre la que no conviene en-gaarse: no es lo mismo programar un teatro con 500 butacas que otro con 1.800, como el Maestranza. Nosotros tenemos vocacin de gran pblico. Pero eso no significa que los espectculos sean mediocres, en absoluto. La Valquiria, de La Fura dels Baus, est en primera lnea de la creacin actual europea. Y ha funcionado estupendamen-te de pblico porque tras 20 aos de relacin, tenemos un pblico formado, exigente, inteligente. As es que no podemos bajar el listn: nuestro pblico no nos lo perdonara nunca.

    CON LA REFORMA (10 MILLONES DE EUROS) SE ABRA UN NUEVO CICLO CRECIENTE PARA UN NUEVO Y GRAN TEATRO. LA CRIS LO ENFRI TODO

    REM

    EDIO

    S NA

    VARR

    O

    Pag | 18 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS

  • aodiez n32

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS Pag | 19

    Cul es el punto de partida de vuestro informe Un Modelo Andaluz de Gestin de Infraes-tructuras Escnicas Pblicas con Gestin Privada. Qu persigue?

    El planteamiento es bien sim-ple. En Andaluca tenemos una amplia y magnfica infraestructura escnica generalmente bien dotada tanto tcnica como administrati-vamente, pero en la actualidad parte de esta infraestructura est cerrada o cuenta con escasa activi-

    dad. Qu hacer con esos espacios? As de sencillo.

    Y eso es tan fcil como suena?No, claro. No porque no se trata

    de poner un parche. No se trata de inocular una solucin inmediata y esperar a que pase la crisis. Damos por hecho de que el nuevo escena-rio, nunca mejor dicho, ser el que perdure durante mucho tiempo. Por tanto, tenemos que hacer pro-puestas que sirvan para el nuevo

    paradigma, para el nuevo marco general.

    Porque en los espacios est la clave...

    En gran medida. Pero es solo una clave. Hay otros aspectos que trataremos ms adelante. La clave est en hacer que definitivamente todos entendamos que la cultura junto con la educacin y la sani-dad son las piedras angulares del desarrollo. Nosotros apostamos

    UN CAMBIODE MODELO

    ACTALa asociacin de empresas

    andaluzas de artes escnicas, trabaja en un nuevo enfoque para la gestin de los teatros

    SERGIO CASADO

    A principios de noviembre con-tactamos con ACTA. Les comen-tamos nuestra intencin de crear este monogrfico sobre la gestin y direccin de espacios escnicos. Y, curiosamente, o tal vez, mejor dicho, precisamente ACTA comenzaba a trabajar sobre una propuesta aplica-ble a todo el territorio andaluz. Con sus anlisis y estudios anuales a punto de salir, la asociacin espera-ba contar con una buena cantidad de datos para ponerse manos a la obra. Y as fue. Organizaron un grupo de trabajo que durante un par de das intensos traz las lneas principales del informe que hace bien poco tiene la Junta de Andaluca en su poder. Una propuesta para cambiar mu-chas cosas. Para comenzar nuevos caminos. A mediados de diciembre nos citamos con Sergio Casado, su presidente, en un bar del mercado de la Calle Feria de Sevilla. Un lugar muy teatrero, con un buen pescado por delante. Justo entre sesin y sesin del grupo de trabajo, ya con las ideas muy claras y con ngel Lpez (Sala Cero, miembro de la Junta Directiva) aportando ideas entre las preguntas y las respues-tas. Muchas preguntas, muchas respuestas. Afortunadamente.

  • LATEATRAL

    Pag | 20 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS

    por un desarrollo aplicando conceptos tales como el decrecimiento y buscando la proximidad como mbito natural.

    Cul es el contexto actual del sector?En Andaluca hay censadas 250 compaas de teatro

    (sin contar con otras empresas escnicas, de gestin, por ejemplo) y, por cierto, a da de hoy un 30% se declara en stanby o con previsiones de cierre. El ao pasado baj un 67% el nmero de ventas. Al incentivarse la produccin se produce. Y no se vende. Paralelamente, la Administracin, que tradicionalmente necesita grandes cantidades de dinero para gestionar sus pro-gramaciones escnicas, ha reducido drsticamente la inversin y los presupuestos, salvo excepciones. Los ayuntamientos, dueos de casi todos los teatros, ya apenas no compran espectculos. Al mismo tiempo el nmero de espectado-res ha bajado levemente, salvo el del teatro comercial, pero claro, el teatro comercial y ms televi-sivo no es viable para los aforos de menos de 300 espectadores.

    Y en ese contexto actual de aumentar la actividad?

    Nosotros pensamos que s. De lo que se trata es de localizar en cada poblacin a las personas y entidades capaces de sacar el mejor provecho a esa infraes-tructura. De hacer como dicen todos los estudios existentes, y prcticamente todos los expertos: apostar por la cogestin, es decir, la gestin mixta o privada de los espacios pblicos. Pensamos que el modelo de gestin de lo pblico necesita un relevo inmediato para que podamos seguir defendiendo lo pblico.

    Y por qu es mejor esa gestin que la actual? Es una frmula universal?

    No es, para nada, una frmula universal. Existen teatros pblicos que funcionan bien, por qu cam-biarlos? Solo debemos aplicar este modelo cuando en el entorno hay un operador externo capaz de me-jorar lo existente y ser ms eficiente. Las empresas escnicas poseen estructuras -muy flexibles para adaptarse al entorno, por cierto-, medios materiales y tcnicos y conocimiento que pueden rentabilizarse desde la gestin de un espacio escnico. Pueden

    establecer lazos con sus compaeros en misma o similar situacin. Y pueden rentabilizar su residencia en un teatro, por ejemplo, ofreciendo sus propios espectculos o generndolos en sus instalaciones.

    Y el ayuntamiento, propietario del espacio, tendr algo que decir?

    Algo no, todo. Nosotros hemos establecido, simple-mente en un primer vistazo, que el ayuntamiento puede y debe negociar con la empresa (sea compaa residente o no) de cogestin: La oferta (cantidad, calidad, gneros, etc), la relacin con el entorno (compaas u orquestas locales, agrupaciones aficionadas...), quin paga los medios necesarios (limpieza, mantenimiento...), quin explota y en qu medida (alquileres, hostelera...) y la

    propia financiacin, balance de gastos e ingresos y cmo repercu-te eso en el propio proyecto. Eso solo es lo bsico, y cada punto sera objeto de negociacin.

    Entonces el acento est puesto en el pblico, en la taquilla.

    La relacin con el pblico es fundamental. Pero no iremos a ningn lado, porque no es sostenible, sin una complici-dad absoluta por parte de las instituciones. En los teatros municipales la taquilla cubre actualmente aproximadamente un 15% de los gastos y aproxi-madamente un 60% es inversin del ayuntamiento. En los teatros que mejor funcionan la taquilla puede suponer un 35%. Pero sigue faltando una buena parte del presupuesto por cubrir. No podemos pedir a las empresas

    que solo con la taquilla sean capaces de generar el triple que los mejores teatros municipales.

    Pero no hablamos de un respaldo solo basado en cierta aportacin econmica (una mnima parte de los costes que hasta ahora vena soportando la administracin para mantener su programacin es-cnica), sino en una fe real en este nuevo modelo, que aporte credibilidad, viabilidad y perspectivas de futuro. Lgicamente los ayuntamientos, propietarios de los espacios, tendrn que seguir invirtiendo en ellos.

    Y cules son las administraciones implicadas?Lo cierto es que hasta ahora nuestro nico interlocutor,

    para el sector, ha sido la Junta de Andaluca. No hemos

    LA GESTIN PRIVADA O MIXTA ES POSITIVA EN TERRITORIOS QUE CUENTAN CON AGENTES EXTER-NOS CAPACES DE SER MS EFI-CACES QUE LOS PROPIETARIOS DE LOS TEATROS, NORMALMENTE AYUNTAMIENTOS. NO HAY QUE CAMBIAR AQUELLO QUE VA BIEN

    PGINA DERECHA. FOTOS DE ARRIBA A ABAJO, COMPAAS ANDALUZAS: DOS PROPOSICIONES DANZA, DOS LUNAS Y REMIENDO TEATRO

  • aodiez n32

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS Pag | 21

    podido dialogar con la municipalidad, al menos de forma ordenada. Ahora pedimos a la Junta, nuestro mediador natural, que interceda entre ambas partes. La Consejera de Cultura es la clave en este movimiento, al localizar y poner junto a nosotros a un nme-ro suficiente de realidades locales interesantes en materia escnica y permeables a nuevas propuestas. Adems, habran de redefinir el objetivo de las inversiones en artes escnicas.

    Hacia dnde?Por ejemplo, cambiando radi-

    calmente el funcionamiento de los circuitos, para empezar. O replan-teando las ingentes cantidades de dinero invertidas en el sector de la construccin, es decir, en cons-truir o reformar teatros. Y del CAT de momento no vamos a hablar. Aquello a lo que se apoya con de-cisin se acaba consiguiendo. Se apoya la produccin: la produccin aumenta y mejora, cuantitativa y cualitativamente. Pues bien, copro-duzcamos giras. Giras destinadas a los teatros que accedan a gestin mixta o privada. Dotemos a estos espacios de contenido de tal forma que tambin esto acabe siendo un mtodo de estmulo y apoyo a las infraestructuras culturales que opten por investigar y potenciar otras modelos de gestin. Pero ojo, hablamos de coproduccin, es de-cir, que si la Consejera de Cultura coproduce, si esa gira funciona bien, es de esperar que exista una devolucin de esa inversin inicial, o de parte de ella.

    La revolucin...No sabemos si tanto. Pero des-

    de luego un cambio importante s que es. Eso s, repetimos, no es una frmula universal. Estamos hablando de coger a un grupo de teatros, probar nuevas maneras de hacer, e ir andando, para hacer camino al andar.

  • LATEATRAL

    Vuestro caso nos parece bastante singular, la verdad...

    A mucha gente le parece, sobre-todo a las instituciones. Hacerles comprender que la creacin contem-pornea tiene cabida fuera del eje Madrid Barcelona en una ciudad andaluza que adems no es Sevilla es una ardua tarea que poco a poco hemos ido haciendo con nuestro trabajo, aunque hay algunos que todava no se dan por enterados.

    nica sala privada de Jan, verdad?S, desde 2005. Ese mismo

    ao recibimos el premio Empren-de otorgado por el Ayuntamiento, que tena una parte econmica que sirvi para impulsar el proyecto. El Instituto Andaluz de la Juventud nos dio el Premio Jvenes Jan en la modalidad Arte en 2008. Desde el primer ao tenemos apoyo del Inaem, desde hace 2 de la Junta de Andaluca y hace 2 que se esfum el de la Diputacin de Jan.

    Solos en Jan, teatro contempor-neo, normalmente lnea radical... duro, no?

    Desarrollar propuestas contem-porneas en cualquier lugar es duro, juegan en contra muchos factores: la visibilidad, los prejuicios, el miedo a lo desconocido.

    Las primeras reuniones con al-gunos gestores culturales fueron tremendas, hubo uno que nos tra-t de locos, otro que nos pidi que pensramos en los nios, otro nos recomend hacer teatro de calle por-que tenia ms salida, recientemente uno nos pregunt sin pudor que qu hacamos en Jan.

    Jan es un ciudad abierta a nuevas experiencias, en los 6 aos que llevamos aqu hemos recibi-dos nimos y colaboracin, hemos trabajado con la Universidad de Jan, la UPMJ, el Ayuntamiento, la Diputacin, la Junta, etc.

    Aunque de un tiempo para ac todo se ha complicado por la vuelta al

    conservadurismo, venimos de hacer una gira por Latinoamrica y el Inaem ha sido nuestro nico respaldo .

    Cul es la dinmica de progra-macin? Programis todas las semanas, por bloques temticos, por temporada?

    Hacemos temporada de sep-tiembre a mayo todos los viernes y sbados, dentro de la temporada ha-cemos tres ciclos: Subterrnea (Pro-puestas Internacionales), Aliengenas (Propuestas Nacionales) y Mecnica (Danza contempornea). Tambin se incluyen compaas del circuito de la Red de Teatros Alternativos y del Circuito Iberoamericano de la Red.

    No os sents un poco solos? Somos un grupo de creadores

    que tienen un espacio en el que desa-rrollan sus obras e invitan a creadores afines para establecer encuentros, contactos e intercambios que pue-den devenir en acciones, talleres,

    LO CONTEMPORNEO

    ...EN JAN

    Pag | 22 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS

    Teatro Xtremo es un extremo en toda regla. Es una excepcin, algo inaudito. Una compaa con un compromiso artstico visceral e inquebrantable. Una visin lmite incorruptible, una apuesta por los lenguajes ms arriesgados, tambin por los lmites con otras artes, he-rramientas y disciplinas: plstica, teatro, informtica y tecnologa... Si ya es difcil, y ms en estos tiem-pos, mantener una coherencia en la creacin y produccin basada en esos extremos, no es menos atre-vido impulsar una sala con una pro-gramacin basada en los mismos parmetros. ...Y en Jan. Ricardo Campelo y Luisa Torregosa nos cuentan cmo consiguen poner en pie su particular utopa.

    TEATRO XTREMOAs se lleva una de las salas privadas ms singulares de

    Espaa, Teatro Xtremo

    FOTOS DE RICARDO BAUTISTA

    AL PRINCIPIO HUBO QUIEN NOS TILD DE LOCOS O INCLUSO NOS

    PIDIERON QUE PENSRAMOS POR LOS NIOS

  • aodiez n32

    trabajos en proceso, etc. Todas expe-riencias de orden colectivo generadas para compartir con el pblico.

    No nos sentimos solos, forma-mos parte de la Red de Teatros Al-ternativos y uno de nuestros proyec-tos a corto plazo es crear una red de espacios independientes andaluces.

    Cules son vuestras principales dificultades?

    La principal la econmica, tene-mos problemas de liquidez, man-tener el espacio es costoso, darle visibilidad an ms; nos manejamos dentro de nuestras posibilidades, haciendo trasvase desde lo que conseguimos por la compaa, los cursos-conferencias y el espacio para desarrollar el proyecto. Al no estar en Sevilla nuestra relacin con la Junta es difcil, nuestras creacio-nes se mueven por toda Espaa y el extranjero sin su apoyo.

    Si tuvierais ms recursos harais...Convertirnos en un Centro para

    el desarrollo de las Artes Vivas en la que se exprimiesen todos los recur-sos (Europeos, Nacionales, Comu-nitarios, Pblicos y Privados) para aplicar I+D+I en la creacin escnica contempornea. Nos centraramos en hacer ms transversales las pro-puestas y formas de desarrollarlas, haciendo encuentros, ciclos, trabajos en proceso, residencias cruzadas en las que juntaramos a artistas visuales, plsticos, escnicos y teri-cos para construir puentes entre los distintos templos del arte: museos, teatros, universidades y por supues-to la calle. Acondicionaramos mejor nuestro espacio

    Cmo es vuestro pblico?Nuestro pblico es nuestro ma-

    yor estimulo, culto, heterogneo y con edades muy diversas, les une el deseo de vivir nuevas experiencias y compartirlas, tienen una ganas infi-nitas de conocer el hecho escnico abordado desde distintos ngulos.

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS Pag | 23

  • LATEATRAL

    LAS SALAS PRIVADAS,

    LA CRISIS, LOS RECORTES

    En este especial sobre gestin y direccin de espacios quisismos contar con la opinin directa de las salas de gestin privada. Salas hay muchas en Andaluca (bueno, no tantas), pero solo existe una asociacin que rena a ms del 70% del total, aquellas que estn radicadas en Sevilla, una ciudad que supone toda una excepcin en el panorama escnico andaluz, por no decir espaol. Muchos la sitan en tercer lugar, tras Madrid y Barcelona, con ms de quince espacios escnicos programando casi cada fin de semana, entre la iniciativa pblica y la privada. Por ello nos pareci que el presidente de Escenarios de Sevilla, Jos Mara Roca, que adems es el director de la que durante muchsimos aos fue la nica sala alternativa (qu palabra, ahora en desuso...) de Andaluca, La Imperdible, pionero y superviviente, por tanto, era esa voz legtima, la que poda plasmar ese cmo est la cosa que persigue dibujar este monogrfico. Si quieres saber en qu piensan las salas y teatros privados, no te pierdas este artculo.

    JOSE MARA ROCAPresidente de la Asociacin Escenarios de Sevilla y director

    de La Imperdible

    Pag | 24 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS. OPININ

  • aodiez n32

    Podemos afirmar que la actual crisis est modificando el panora-ma teatral de este pas en general. Estos cambios estn afectando a todos los estratos y elementos que conforman el sector profesional de las Artes Escnicas. Se estn produ-ciendo cambios en las estructuras pblicas y en las privadas, en las diferentes formas de enfocar el teatro como medio de superviven-cia, en los contenidos, en la manera de comunicar esos contenidos.

    Este terremoto tiene su prime-ra razn en los brutales recortes que desde las administraciones pblicas se estn produciendo a la hora de dedicar recursos a las Artes Escnicas. Un camino que hemos tardado en recorrer casi 30 aos (los mismos del proceso democrtico) lo tenemos que desandar en dos o tres aos a lo sumo.

    Adaptarse o morir son las alter-nativas. Pero adaptarse a qu? En todos estos aos la inversin pblica en cultura no ha servido para crear la suficiente demanda social como para que el sector se relacione directamente con el pblico, con un nico intermediario que sera el espacio teatral.

    En estos aos hemos mejora-do mucho pero no nos podemos engaar: no existe an pblico suficiente para asumir todo lo que generamos y producimos. S existe pblico para consumir deter-minados productos teatrales que tienen una mayor defensa apoyada en un carcter mas comercial o en un formato determinado que se acerca siempre a la comedia o que cuenta con cierto carcter meditico con caras famosas. Lo dems son, generalmente, buenos productos que pelean por encontrar destina-tarios que escasean. A estos pocos destinatarios le damos, adems, la responsabilidad de que transmitan esos buenos productos.

    En medio de esta maraa y en la cubierta de este Titanic se en-

    cuentran las salas privadas. stas sumidas en profundos debates ideolgicos se enfrentan diaria-mente al qu programar en estos tiempos. La pregunta est servida: qu hacer cuando asistimos a una disminucin paulatina de las ayu-das y cuando las instituciones que an nos las siguen dando nos piden resultados y rentabilidad?

    En el ltimo congreso de la Red Nacional de Salas Alternativas vol-vi a salir est cuestin identitaria. Algunos siguen pensando en un discurso ideolgico donde la pro-gramacin ha de mantener una identidad de compromiso social. Otros piensan en una mayor aper-tura a otras propuestas que tengan ms facilidad para atraer al pblico. Los menos, directamente, empie-zan a enfocar de manera casi total su experiencia de programacin nicamente desde lo que pide el pblico.

    Qu hacer? En un panorama sectorial de la cultura, donde se nos pide rentabilidad por encima de todo, nuestras salas de pequeo aforo y con un riesgo artstico se convierten en el eslabn necesario que mantiene latente otra forma de enfocar y presentar las Artes Escnicas. Afortunadamente hay un sector del pblico, lamenta-blemente an muy reducido, que quiere or respirar a los actores y arriesgarse a que una gota de su-dor de un bailarn le caiga encima. Creo que esta particularidad es la que tenemos que defender por encima de todo y la que nos debe seguir definiendo, tambin ha de ser la que ayude a mantener una reflexin seria sobre el papel de las salas que contribuya a que los gestores pblicos sigan viendo lo necesarios que somos a la vez que baratos.

    Nunca debera desaparecer una sala por falta de apoyo mientras las instituciones culturales sigan exis-tiendo y elaborando y protegiendo

    programas propios.Ahora, mas que nunca, quere-

    mos ser europeos y seguir las direc-trices de nuestros vecinos ricos que aunque tienen gobiernos con-servadores siguen destinando gran-des presupuestos para la cultura en general y para las Artes Escnicas en particular. Esperemos que ese afn por estar entre los lideres europeos se traduzca tambin en emular las polticas de proteccin y ayuda a la cultura que tienen, por poner un ejemplo, Alemania y Francia.

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS. OPININ Pag | 25

    LAS SALAS DEBEMOS SEGUIR DEFENDIENDO NUESTRAS SEAS DE IDENTIDAD: CERCANA CON EL ESPECTADOR, BUENOS PRODUCTOS NO SIEMPRE COMERCIALES, PBLICOS FIELES...

    JOSE

    MAR

    A R

    OCA

  • LATEATRAL

    Cmo llegaste al Teatro Central?Mi llegada al Central se produ-

    ce, si no recuerdo mal, alrededor del ao 88/89. En ese momento me encontraba en Granada donde imparta clases de Teora de la Li-teratura en la Facultad de Filosofa y Letras a la vez que programaba el Festival Internacional de Teatro de esa ciudad, un festival que yo mismo haba creado en el 83 y que ya haba presentado a creadores como Jan Fabre, Anne Teresa de Keersmaeker o La Fura dels Baus.

    Ese fue el motivo por el que fui llamado por la Direccin de Expo 92, para incluirme dentro del equipo que preparaba la programacin artstica del evento. En un primer momento me encargu de asesorar la programacin general, para des-

    pus, una vez decidida la construc-cin del ltimo espacio escnico el actual Teatro Central- de la Cartuja, pasar a Director y responsable de programacin del mismo, ya que se decidi destinarlo a la nueva creacin. Desde entonces hasta aqu el reto ha sido y sigue siendo apasionante

    Cmo se coordinan los espacios de la Junta? Cmo conviven la coordinacin general que tienen a la hora de realizar programaciones o proyectos conjuntos y mantener cierta autonoma en cada ciudad?

    La coordinacin se realiza desde la direccin artstica de los mismos y la Direccin de la Unidad de Re-cursos Tcnicos y Produccin en relacin con los coordinadores del

    RABIOSA CONTEMPO-RANEIDAD

    Pag | 26 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS

    Manuel Llanes lleva aproximada-mente 30 aos dedicndose a una de las labores ms bonitas que existen en el campo de la gestin cultural: la direccin artstica en artes escnicas. Su buen ojo ha servido para que los teatros de la Junta -ya que coordina la progra-macin de los tres-, en especial el Teatro Central, su casa, hayan sido admirados por su lnea de pro-gramacin, siempre a la ltima, capaz de levantar de la nada un nutrido grupo de fieles seguidores de propuestas contundentes. Ahora puedes conocer un poco ms de quien est detrs de estos tea-tros, la persona que nos trae los descubrimientos ms interesantes temporada s, temporada tambin, o que ha hecho habituales en el sur de Espaa a nombres fundamenta-les como el Teatro Lliure, Peeping Tom, Zimmermann & de Perrot, La Abada o Needcompany.

    MANUEL LLANESdirector artstico de los tea-tros de la Junta de Andaluca: Central, Cnovas y Alhambra

    FOTOS DE ARRIBA A ABAJO: NEEDCOMPANY, TEATRO ILIURE Y ZIMMERMANN & DE PERROT

  • aodiez n32

    Teatro Alhambra (Granada) y Teatro Canovas (Mlaga).

    La realizacin de la programa-cin de los tres teatros parte de un tronco comn que viene deter-minado por el carcter de servicio pblico que deben realizar como espacios dependientes de la Junta de Andaluca y que se traduce en un compromiso con el arte escnico vivo y el aumento de la informacin que debemos dar al ciudadano de los derroteros por los que camina el teatro, la msica y danza ms actual, como medio de colaborar al aumento de su exigencia artstica y proyectarla hacia el futuro.

    Pero lo que no podemos olvidar es que cada ciudad tiene lo que pue-de denominarse una geografa tea-tral diferente y que ningn modelo puede importarse mecnicamente. As pues son de vital importancia las aportaciones que realizan los coordinadores de Granada y Mlaga a la direccin artstica a la hora de elaborar la programacin: intereses de sus espectadores, necesidad de promocin de gneros desasistidos como la danza contempornea, etc. y sobre todo a la hora de atender a la produccin escnica local de cada ciudad o provincia.

    En cualquier caso, a la hora de la seleccin de espectculos no podemos olvidar las caractersti-cas tcnicas de cada espacio tales como las medidas del escenario, que disponga o no telar, etc.

    Cul ha sido la clave para que teatros como el Central sean consi-derados espacios de programacin modlicos en Europa?

    Creo que en primer lugar ha sido la relacin que hemos esta-blecido desde que abrimos nuestras puertas con los espacios pblicos ms importantes del continente, tales como el Thtre de la Ville de Paris, el Kaaithetaer de Bruselas o la Schaubne de Berlin por dar algunos ejemplos, creando siner-

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS Pag | 27

  • LATEATRAL

    gias a la hora de realizar nuestras programaciones. Todos creemos en la Europa de los Artistas y la libre circulacin de los mismos.

    Por otra parte la definicin de la lnea de la programacin es algo muy valorado a nivel europeo sobre todo si sta atiende a lo que se ha venido a denominar el espectculo vivo que se traduce en una rabiosa contemporaneidad en los lenguajes empleados por todos los espectcu-los que se seleccionan para formar parte de cada temporada.

    Y por ltimo el que hagamos vlida la famosa declaracin de Pina Bausch: teatro o danza es algo que no me planteo jams.

    Si tuvieras que definir en pocas palabras las principales caracte-rsticas de un buen programador, qu diras?

    En primer lugar debe ser un buen espectador, me refiero a que cuando vas a ver un espectculo siempre debes ir sin ideas precon-cebidas y sentarte en la butaca de buena voluntad a esperar que te sorprendan. Me deca Francisco Nieva hace muchos aos que siem-pre que no lo sorprendan se sala de la sala, creo que es muy vlido.

    Y por supuesto saber a qu seg-mento de pblico quieres dirigirte, ya que puedes ver un excelente es-pectculo y no servir para el tipo de pblico al que quieres atender. La coherencia a la hora de componer la oferta artstica global que rea-lices cada temporada es de vital importancia para no despistar al espectador. La programacin de cada temporada debe crear una especie de partitura en la que todos sus movimientos colaboren a crear la armona de la pieza global.

    Alguna vez un director artstico tiene que aparcar el gusto personal a favor de algn otro criterio?

    Esta situacin puede darse siempre que no estn bien defi-

    nidos los objetivos artsticos por parte del responsable ltimo del espacio escnico que en mi caso es la Consejera de Cultura de la Junta de Andaluca. Si estos estn bien definidos no debe haber ningn problema a la hora de consensuar la programacin de cada temporada entre el Director Artstico/Progra-mador del espacio y el responsable poltico del mismo.

    Debo decir que en mi caso he te-nido mucha suerte ya que el Teatro Central desde su nacimiento estuvo muy bien definido, ya que se cre como parte de un programa para la edificacin de espacios destina-dos para la exhibicin de la creacin contempornea.

    Cmo ves la creacin escnica andaluza en los ltimos tiempos?

    En mi opinin estamos de en-horabuena. Los ltimos aos se han significado por una prdida del miedo al riesgo por parte de algunas de nuestras compaas; me refiero a que algunos han sido ambiciosos a la hora de decidir qu tipo de produccin hacer y han au-mentado sus exigencias artsticas tanto en el sector teatral como en el de la danza contempornea. La programacin de estas propuestas en espacios como el Teatro de la Abada, el Teatro Espaol, el Mer-cat de les Flors, el Festival Otoo en Primavera, los premios recibidos por nuestras producciones infanti-les en el FETEN, etc. es la prueba palpable del asalto de nuestra pro-duccin a los centros escnicos que pertenecen a la primera divisin de la red nacional.

    Los momentos actuales hacen que la gestin econmica te ocupe ms de lo que te gustara? Cmo afecta la situacin a la direccin artstica?

    Solo puedo decir que, en efecto, hay que dedicar mucho tiempo a la gestin del presupuesto y por

    tanto cuesta ms tiempo aterrizar y cerrar la programacin, pero, por otra parte, tambin se convierte en un reto el convertir menos en ms. No nos cabe otra como a cualquier otro trabajador

    Habis tenido que tomar algu-na decisin de reajuste, como programar menos, negociar ms los cachs o trabajar ms con las taquillas?

    Tambin hay que dedicar ms tiempo a la realizacin de la pro-gramacin si no se quiere perder cantidad y calidad de la oferta arts-tica y hay negociaciones que llevan meses, ya que si deseas ofrecer a tus ciudadanos un espectculo que crees imprescindible para su disfru-te espiritual no tienes ms remedio que buscar todo tipo de frmulas para conseguir el objetivo, de lo con-trario corres el riesgo de convertir el espacio escnico en cuestin en un contenedor que navega sin rumbo alguno, as que debes estar abierto a todas las posibilidades que planteas y sin perder el horizonte hacia el que quieres caminar.

    REIVINDICO A PINA BAUSCH CUANDO DECA: TEATRO O DANZA ES ALGO QUE NO ME PLAN-TEO JAMS

    Pag | 28 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS

    MAN

    UEL

    LLAN

    ES

  • aodiez n32

    DIRECTORIO DE COMPAAS Pag | 29

    DIRECTORIO DE COMPAAS

    aodiez n32

  • LATEATRAL

    Pag | 30 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS. OPININ

    Desde la experiencia y el conoci-miento en nuestro campo de accin, creo que un territorio cultural no puede ser un mero espacio fsico definido por fronteras y lmites, ste territorio, es el espacio del que nos apropiamos al habitarlo, el que emerge con las relaciones y vnculos entre los seres humanos. Territo-rio es todo lo que llena el vaco, el espacio, lo que me y nos acerca al otro y a la naturaleza. Conocer ese entramado, ese tejido, es conocer un territorio cultural.

    Situaciones complejas, como son las que afectan al desarrollo terri-torial, requieren actitudes proac-tivas (frente a reactivos, inactivos y preactivos), capital intelectual (conocimiento x compromiso) y, ante todo, capacidad de visin de las interacciones entre polticas y actuaciones.

    Vivimos una progresiva intangi-

    bilizacin y estetizacin de las eco-nomas occidentales pero, por otro lado, el principal valor aadido de los productos y servicios es hoy fruto de la aplicacin del conocimiento y la creatividad (investigacin cientfica, diseo industrial, ingeniera, marca, comunicacin y capital relacional, cultura organizativa y gestin de las personas, vinculacin territorial). Ya no slo se busca emocionar en la comercializacin, ahora las em-presas y organizaciones, adems de productoras de bienes o prestadoras de servicios, deben ser creadoras de significados y especialmente gene-radoras de experiencias.

    Hoy todos los productos se pue-den copiar, todas las estructuras organizacionales se pueden copiar, todas las ventajas competitivas son efmeras Entonces, Qu hacemos? Dnde est la identidad diferencial de nuestras organizaciones, de nues-tros territorios?

    REFLEXIONES SOBRE EL TERRITORIO CULTURAL

    COMO MODELO DE PLANIFICACIN SOCIAL

    Esta posicin le ha aportado una visin global en un territorio amplio y al mismo tiempo muy concreto, al dialogar con los municipios de la provincia. Tambin nos interesaba su opinin porque Garca vila es un gestor cultural activo, en permanen-te formacin (de hecho, tiene en la pedagoga su piedra filosofal) y buen conocedor del medio, lo suficiente-mente inquieto como para ser uno de los tcnicos de cultura andaluces que ms ha viajado por ferias y festivales de toda Espaa, ms ha conversado, dialogado y contrastado opiniones, adems de poner en pie diversos proyectos interesantes. Adems, es, desde marzo, vicepresidente de GECA, y principal baza de esta aso-ciacin de gestores cuando se trata de trabajar en el mbito de las artes escnicas.

    JOS GARCA VILAhasta este ao ha sido coor-dinador de artes escnicas

    en la Diputacin de Granada

    EN UN MUNDO TAN CAMBIANTE COMO IMPREDECIBLE, SLO GANAN QUIENES ESTN DISPUESTOS A REESCRIBIR, PERIDICA-

    MENTE, LAS REGLAS DE SU ORGANIZACIN Y DE SU SECTOR GARY HAMEL, en El imperativo de innovar

  • aodiez n32

    Las ventajas competitivas de un territorio, a la hora de afrontar un papel de liderazgo en las nuevas redes de ciudades, o de una orga-nizacin en los nuevos mercados, vienen determinados singularmente por cuatro factores: CREATIVIDAD (De la sociedad de la

    informacin a la del conocimiento; de las ideas diversas a la innovacin).

    SOSTENIBILIDAD (Equilibrios medioambientales, cohesin pro-ductividad y valor aadido social como clave de una trayectoria hacia la eficiencia y la eficacia).

    FLEXIBILIDAD (De la adaptacin a los cambios a las apuestas estra-tgicas de especializacin flexible).

    ESPRITU de riesgo (Capacidad so-cial e individual clave en la teora econmica).

    Dicho esto, creo que, el desarro-llo de los territorios, en el marco de la sociedad del conocimiento, pasa por un nuevo concepto de poltica econmica territorial, que asuma la globalidad del territorio como marco ms relacional entre sus diversos agentes, que el estrictamente fsi-co, en el que se desarrolle la vida de una comunidad con potencialidad de crecimiento individual y colecti-vo pues, estamos en una sociedad inundada de redes pero hambrienta de comunidad.

    Este planteamiento se configura bajo un concepto reticular y ser fruto de la interrelacin de tres tipos de polticas fundamentales: la econ-

    mica, la de ordenacin del territorio y de planificacin urbana y la cultural.

    Cualquier planteamiento estrat-gico en la gestin cultural conlleva el tener en cuenta la interrelacin entre los siguientes ejes que enriquecen nuestra intervencin y sus efectos multiplicadores:

    La gestin cultural se presenta,

    por tanto como: HERRAMIENTA (De gestin te-

    rritorial, de desarrollo local y de aportacin de lgicas creativas a las organizaciones sociales y pro-ductivas).

    MARCO CONCEPTUAL (Para la re-flexin estratgica en el territorio y para el desarrollo de una visin glo-bal favorecedora de interacciones en la gestin de la complejidad social).

    No se nos puede olvidar que gestionamos cultura para gene-rar experiencias en la ciudadana; conocimiento, sensaciones, per-

    cepciones, sentimientos, emocio-nes para desarrollar nuevos (o no tan nuevos) valores, nuevas relaciones que ayuden a hacer ms feliz a la gente, y ms prspero su entorno, objetivos no tan leja-nos de los que hoy persiguen otras muchas organizaciones pblicas y privadas. Las artes son expresiones excelentes para ello, en una lgica de intercambio.

    En esta socie dad hiper-tec-no l gi ca, para que el pblico se desa rro lle como tal, en todas sus for mas posi bles, se hace nece-sa rio esta ble cer pau tas diri gi das acul ti var sen si bi li dad. Requi sito indis pen sa ble para con mo verse frente ala crea cin. La bs queda de nue vos len gua jes, que desde hace unos aos marca la direc cin de las nue vas ten den cias, debe colo car ala socie dad frente al espejo de su hedo nismo ycrear yrecrear la expe rien cia de la vida cotidiana.

    Por ltimo, decir que no existen previsiones claras de futuro yla revi sin de la Ley de Mecenazgo que ha estado total mente fuera de la cabeza de los pol ti cos. Slo exis ten dos cami nos, o se crea una fr mula de pro tec cin ala euro pea ose aplica la fr mula ame ri cana del patro ci nio. En estos momen tos no se est apos tando por nin guna. Esta mos ade ms muy gra va dos por impues tos lo que no faci lita en nada nues tra labor. Frente aesto por el momento no se ha hecho mucho.

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS. OPININ Pag | 31

    HAY QUE TENER LA CABEZA EN LO GLOBAL Y LOS PIES EN LO CONCRETO.

  • LATEATRAL

    Actualmente llevas la gerencia de dos espacios distintos: La Estu-penda y la Escuela Internacional de Teatro y Circo CAU. Cmo es la experiencia?

    Son proyectos que tienen bas-tante peso en la ciudad en lo que a formacin escnica se refiere, cada uno con su estilo. Desde Caravansar dedicamos nuestros esfuerzos a consolidar y fortalecer modelos de gestin eficaces y rigurosos que complementen la gestin arts-tico/formativa que ya tienen los espacios.

    Hasta las elecciones protagonizas-te uno de los pocos ejemplos de gestin mixta, llevando, junto con Date Danza, el teatro de Alhendn (Granada). Cmo iba la cosa?

    Progres mucho: En solo 8 me-ses consolidamos una programacin estable y de calidad, aumentamos el pblico al doble... y creciendo. La financiacin vena bsicamen-te de la taquilla, mientras que el ayuntamiento sumaba personal y apoyaba nuestra difusin. Por su parte, Date Danza, compaa residente de este espacio, aportaba el apoyo a produccin y asesora en programacin, sobre todo en lo que a montajes para pblico infantil se refiere.

    Por qu se cay el proyecto? No es un poco frustrante?

    Pues s, porque no solo haba-mos puesto mucha ilusin, sino ge-nerosas dosis de tiempo y esfuerzo. Y en ello incluyo a las compaas

    LAS REDES DE LA

    GESTIN

    Pag | 32 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS

    Luis Fas es Caravansar y Caravansar es Luis Fas. Nos llam la atencin que por Granada no hay quien no lo recomiende. No hay quien no diga que es de fiar. Tanto, que lo hemos asociado a varios proyectos de No-letia, la empresa editora de esta revista (perdn por el auto-guio). Su facilidad para establecer lazos hace que trabaje con y para un buen nmero de empresas en Granada, con las que comparte objetivos, vi-sin y esfuerzos. Dos de esos lazos son con la sala La Estupenda y con los centros CAU de Animasur (en Ogjares se acaba de abrir una im-ponente nave de 9 metros de altura y ms de 500m2), para los que lleva la gerencia. Otras experiencias an-teriores, como la gestin del teatro de Alhendn, frustrada tras las elec-ciones, uno de los pocos ejemplos de gestin mixta en Andaluca, le sitan como uno de los profesionales emergentes y ms verstiles en la gestin escnica andaluza.

    LUIS FASGerente de Caravansar

    Gestin Cultural

    MS INFORMACIN:

    www.caravansar.eswww.caugranada.com

    LUIS FAS

    FOTOS : CARAVANSAR GESTIONA EL CAU, UN ESPACIO DE ANIMASUR CON FUERTES VNCULOS CON EL CIRCO

  • aodiez n32

    que creyeron en el proyecto, a las que le agradezco su entrega. Todos estbamos apostando por la con-solidacin de un modelo de gestin mixto, mostrando que otro modelo es posible. De repente el proyecto se ve frenado por falta de inters poltico y el trabajo y el esfuerzo depositado queda en el olvido.

    Centrmonos en el CAU. En po-cas palabras, en qu consiste el proyecto?

    El CAU, fundado por la com-paa granadina Animasur, es un centro de formacin, entrenamien-to, investigacin y exhibicin de artes escnicas y circenses con una lnea clara: trabajar y fundirse con todas las artes urbanas y las nuevas tecnologas.

    Su principal fortaleza es la Escuela Internacional de Circo y Teatro CAU, que se est conso-lidando a gran velocidad, con 40 alumnos cursando la formacin integral y gente nueva entrando cada mes en la Escuela Abierta CAU, seguramente porque somos la primera escuela internacional de circo y teatro de Andaluca, pero tambin porque somos los nicos que complementamos las dos disciplinas y adems ofrece-mos materias que permiten a los alumnos desarrollar sus propios espectculos. Nuestro objetivo es formar a futuros creadores.

    Animasur os busc para trabajar conjuntamente Por qu? Cmo os complementis?

    Entre Animasur y Caravansar, o lo que es lo mismo entre Jose Pascual y Luis Fas, ha habido en-tendimiento desde el primer mo-mento, principalmente por nuestra manera de optimizar recursos y crear sinergias. Animasur aporta un bagaje artstico impresionante y desde Caravansar aportamos la visin racional y rigurosa de gestin que precisan todos los proyectos.

    Todo fluye de forma natural.

    Qu va a programar el CAU como espacio de exhibicin?

    Queremos definir una marca, que nos identifiquen con un tipo de espectculos que hablen de lo urbano y priorizando lo multimedia, adems de la caracterstica del CAU: creer en el arte como herramienta de transformacin social.

    Tendremos 2 grandes reas de programacin: los espectcu-los propios, de Animasur y de los alumnos; y los externos, al menos 5 espectculos de circo-teatro para la temporada de enero a julio, que vincularemos a cierto soporte e ins-talaciones multimedia. Tambin estamos explorando la posibilidad de hacer jams, jornadas tericas, de investigacin, exposiciones, etc., siempre con el dificil encaje que supone tener la escuela abierta 6 das a la semana.

    Qu otras cosas puede ofrecer CAU a un artista?

    La escuela ofrece la formacin ms completa de Andaluca, pero tambin tenemos un espacio de entrenamiento nico en la provin-cia para artistas que necesitan un espacio equipado para las disciplinas circenses (mstil, areos...). Por otro lado, alquilamos la sala en ocasiones para ensayo de compaas, y esta-mos pensando en abrir las sedes para residencia en los meses de verano, que la escuela est cerrada.

    Dnde crees que est el futuro de la profesin?

    Para mi stas son las tres cla-ves: cooperacin, diversificacin y transversalidad a la hora de enfocar los productos y servicios y sobre todo trabajar de manera integral, donde tenemos que ser capaces de desarrollar proyectos desde to-dos sus enfoques y fases: diseo, planificacin, ejecucin, difusin y evaluacin.

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS Pag | 33

  • LATEATRAL

    Cmo ves el panorama general de los circuitos, las programaciones, espacios?

    Hay que ser optimistas, los circuitos son frmulas muy vlidas para mantener la oferta estable de los espacios escnicos, pero creo que hay que hacer partcipe de los mismos a las compaas, hay que ir a tres partes proporcionales: Junta de Andaluca, Ayuntamientos y Compaas, sera ms rentables para todos y nos hara ms soportable llevar este periodo de crisis.

    Cules son las ventajas o

    inconvenientes del sistema de teatro a taquilla?

    Las compaas van a buscar los teatros ms rentables para ellas, pero los programadores tenemos que seguir seleccionando y priorizando un criterio artstico, no meditico, econmico o de puro relleno, para seguir generando pblicos.

    Puedes explicar vuestro sistema de residencias artsticas, funcionando desde casi hace dos dcadas?

    El lema fundamental es:

    yo te ayudo, t me ayudas. Las residencias las venimos desarrollando desde el ao 1994, con la reconversin de espacios industriales en desuso (por la crisis de entonces), en espacios para un uso cultural. Esto nos permiti mantener programaciones estables de temporada, pero sobretodo veraniega. En la actualidad, adems de ceder nuestros espacios escnicos para residencias mantenemos la Nave 19 como Centro de Creacin del Ttere y la Marioneta, con 8 compaas en residencia anual.

    APOSTANDO POR EL OPTIMISMO

    La Rinconada es un municipio con un desarrollo singular de las artes escnicas. Ya comentado en otros nmeros de LaTeatral, frmulas como las residencias artsticas lo sitan como un referente, y un lu-gar habitual de estrenos, espacios diversos para la creacin y mucho movimiento artstico. Con un par de dcadas de experiencia a sus espaldas, Antonio Castro ha visto, o ms bien construido, el crecimiento de esta ciudad Sevillana en materia cultural, y tiene una privilegiada visin sobre cmo la crisis abre nue-vas puertas en Andaluca y Espaa.

    ANTONIO CASTRODirector del rea de Cultura

    en La Rinconada, Sevilla

  • aodiez n32

    Habis tenido que repensar vuestro modelo ltimamente o al menos cambiar algunos detalles o desarrollar nuevas estrategias?

    En tiempos de crisis hay que agudizar, an ms si cabe, el ingenio, pero parece claro que est todo o casi todo inventado por tanto tenemos que estar constantemente reinventndonos. En la actualidad hemos creado un pequeo espacio nuevo, Sala Estudio Eugenio Barba, que hemos destinado a la creacin y exhibicin artstica; por otro lado, en un paso ms de una estrategia de democratizacin de la cultura hemos puesto a creadores reconocidos al frente de grupos amateur de la localidad para el conocimiento, la formacin, el estudio y la creacin de algn espectculo.

    Piensas en la posibilidad de abrir los espacios culturales pblicos a la gestin privada?

    Desde hace aos lo aplicamos en la cogestin del Museo de La Rinconada. No todo lo podemos hacer desde las administraciones

    y a nosotros nos va de maravilla. Los espacios escnicos mu-

    nicipales tienen garantizada la programacincon las activida-des sociales, culturales, festivas e incluso deportivas, adems de todo los actos protocolarios propios de cada localidad; pero esto no va a generar pblicos y mucho menos ingresos por taquilla.

    Tambin son muchos los das en desuso, por tanto habr que procurar que estn ocupados con residencias artsticas lo mximo posible, con un consiguiente ahorro mutuo: en alquiler de local de ensayos y de medios tcnicos y ahorro en contratacin de espectculos, pero para esto se debera contar tambin con el apoyo y la coordinacin de otras administraciones.

    Debemos ser optimistas y seguir sumando: Tenemos las mejores infraestructuras escnicas de nuestra historia; se producen ms espectculos que nunca, con una calidad reconocida y estamos organizados en asociaciones profesionales como jams en la vida.

    CENTRO CULTURAL DE LA VILLA

    OPTIMISMO: TENEMOS LAS MEJORES INFRAES-TRUCTURAS ESCNICAS DE NUESTRA HISTORIA, SE PRODUCEN MS Y MEJORES ESPECTCULOS QUE NUNCA, ESTAMOS ORGANIZADOS EN ASOCIA-CIONES PROFESIONALES...

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS Pag | 35

  • LATEATRAL

    La apertura del centro cultural que supone la nueva sede del Centro de Iniciativas Culturales de la Uni-versidad de Sevilla, ms conocido como CICUS, llam la atencin de la ciudad, y especialmente del sec-tor cultural. Uno de los principales agentes culturales de Sevilla por fin tendra un espacio propio acorde a su considerable actividad, en la calle Madre de Dios, pleno centro. Ofici-nas, salas de exposiciones, espacios multiusos, un estupendo patio -pri-mer espacio en ser utilizado para la programacin veraniega 21 Grados, una de las iniciativas ms exitosas del CICUS- y un auditorio para 125 espectadores. Qu papel debe jugar este nuevo espacio para una entidad que lleva aos generando actividad cultural, con mucha presencia en las artes escnicas? Cmo encajarlo en el panorama general de una ciudad especialmente interesante en ma-teria escnica?

    Hablamos con los responsables de la programacin del CICUS, que en seguida nos aportan algunas claves. El nuevo edificio de Madre de Dios ha de centralizar buena parte de la actividad del CICUS, que hasta ahora estaba ms dispersa por distintos puntos de la ciudad, aunque sin perder de vista la colaboracin con otros agentes culturales, frmula fundamental para permanecer como un ente vivo y mantener un buen pulso a la ciudad. Por tanto, el nico camino posible es el de aumentar la actividad. S, ha ledo bien, aumentar la actividad cultural. Y aumentar la oferta, cultural y escnica, de Sevilla

    OFERTA ESCNICAEn el caso del teatro, la estrategia

    del CICUS mezcla novedad, utilidad y lealtad. Su principio fundamental

    CUBRIENDO LOS

    HUECOSLA UNIVERSIDAD DE SEVILLA ABRE UN ESPACIO ESCNICO QUE COMPLETA LA

    OFERTA DE LA CIUDAD

    Pag | 36 ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS

    CICUSCentro de Iniciativas Cultura-les de la Universidad de Sevilla

    ABAJO: HISTRIN CON JUANA LA LOCA. PAG DER: IMAGINA TEATRO Y SENZA TEMPO

  • aodiez n32

    es el de la complementareidad: No queremos competir con lo que que hay, que es mucho y muy bueno, nos comentan. As, de momento en el CICUS nos dicen que quieren aten-der a las caractersticas esenciales de la entidad que los impulsa, que no es otra que el servicio cultural de una universidad, y seleccionar bien los espectculos segn las carac-tersticas tcnicas del espacio del que disponemos. De esta manera, atendiendo a las necesidades de la comunidad universitaria, observando la realidad de la escena sevillana y con una buena dosis de sensibilidad artistica, adems consiguen empezar a programar con un atractivo proyec-to, por novedoso y por diferente, a partir de dos ciclos, que no es poco.

    De los dos ciclos, uno, bajo el nombre Estrnate, est dedicado en exclusiva a las compaas nacidas en el seno la Escuela de Arte Dra-mtico, con la idea de proporcionar un estreno en condiciones ms que dignas que sirva como estmulo para iniciar una carrera profesional. El CICUS muestra as su complicidad con las agrupaciones jvenes, surgidas a partir del paso por la ESAD, una de las vas naturales hacia la profesin. Compaas como Embudo Club Tea-tro, La Tabla, Teatro del Desvo o Imagina sern las primeras en pasar

    por las tablas del nuevo Auditorio del CICUS. Estrnate servir para que sus nuevos espectculos -pues el CICUS promete riguroso estreno- puedan entrar en contacto con el pblico. Por su parte, el perfil de las compaas, todas locales, garantiza un gran ambiente en el patio de bu-tacas. Adems, el vnculo con la ESAD este ao se refuerza con el acuerdo con el CICUS para que sea la escuela la que produzca el texto ganador del Certamen Literario Nacional de la Universidad de Sevilla.

    El segundo ciclo en el Auditorio del CICUS es una clara apuesta por la vanguardia de calidad y por la inves-tigacin en formas y lenguaje. En este caso, el CICUS apuesta por com-paas profesionales, muchas de ellas muy consolidadas, pero que cuentan con espectculos que difcilmente se veran en cualquier otro teatro o sala de la ciudad. Adems, la progra-macin se realiza entre semana, los mircoles -da en el que pocos tea-tros tienen actividad- y jueves, con la idea de ofertar un espectculo al mes. Dos de los platos fuertes sern Senzatempo, con Anatoma de un sueo, un espectculo en el que Ins Boza, alma mater de esta veterana compaa de danza-teatro catalana, profundiza en el proceso de creacin y composicin de un espectculo

    que mezcla todo tipo de recursos artsticos, o Histrin Teatro, con Juana la loca. La reina que no quiso reinar, una revisin del personaje histrico a cargo del director Juan Dolores Caballero. Producciones Rotura, con el trabajo escrito, diri-gido e interpretado por Ester Bellver protAgonizo, y Teatro en Trnsito, con 4,48 Psicosis completan el programa hasta mayo.

    ESPECIAL GESTIN DE ESPACIOS Pag | 37

    PROGRAMACIN AUDITORIO DEL CICUSCiclo Teatro Contemporneo. 20h.Con invitacin (recogida das de funcin : 17 a 19.30h)

    Enero. 25 y 26. Ca. SENZATEMPO con Anatoma de un sueo.Febrero. 22 y 23. Ca. HISTRIN con Juana la loca. La reina que no quiso reinar.Marzo. 28 y 29. Ca. ROTURA PRODUCCIONES con protAgonizo de Ester Bellver. Mayo 23 y 24. Ca. TEATRO EN TRNSITO con 4,48 Psicosis, de Sarah Kane

    Ciclo Estrnate (compaas incubadas en la ESAD). 20h. 5.

    28 y 29 de enero. Cia. Embudo Club Teatro con Taquilla Torera. Dir. Pablo L.4 y 5 de febrero. Cia. La Tabla Teatro con Sharaija muri con trece aos Dir: Manuel Molina.11 y 12 de febrero. Ca. Teatro del Desvo con Nicole Valdrich Dir. Pablo Mrquez.18 y 19 de febrero Ca. Imagina Teatro con El da que te v. Dir: Isaac Falcn.

    Ms informacin: www.cicus.us.es

  • LATEATRAL

    EL ESPACIO QUE SE PIENSA

    A S MISMOHace pocas semanas se presentaba Proyecto Lear UPO, un ambicioso, a la vez que prudente, proyecto cultural que significaba la asociacin entre la empresa de gestin cultural Arcadia Amarga y los profesionales Juan Ruesga y Jos Yez con la Universidad Pablo de Olavide. En el fondo del acuerdo, un convenio para 15 aos, est la puesta