Nietzsche y La Polemica Sobre El Origen de La Tragedia

download Nietzsche y La Polemica Sobre El Origen de La Tragedia

of 177

  • date post

    02-Dec-2015
  • Category

    Documents

  • view

    232
  • download

    5

Embed Size (px)

Transcript of Nietzsche y La Polemica Sobre El Origen de La Tragedia

  • NIETZSCHE Y LA POLMICA SOBRE EL NACIMIENTO DE LA TRAGEDIA

    HYBRIS - 4

  • . Rohde, U. von WilamowitzMllendorff, R. Wagner

    NIETZSCHE Y LA POLMICA SOBRE EL NACIMIENTO

    DELA TRAGEDIA Edicin de Luis de Santiago Guervs

    AGORA

  • Directores: Manuel Grespillo Julio Galvio

    Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorizacin escrita de los titulares del "Copyright", bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproduccin total o parcial de esta obra por cualquier mtodo o procedimiento, comprendidos la reprografa y el tratamiento informtico, y la distribucin de ejemplares de ella mediante alquiler o prstamo pblico.

    Editorial Librera Agora, S.A. Carretera, 92; Tlf.: (95) 222 86 99 Fax: (95) 222 64 11 29008-MLAGA

    Luis de Santiago Guervs Portada: Gregorio Izquierdo Jimnez I.S.B.N.: 84-8160-007-5 Depsito Legal: MA-593-1994 Imprime: T. G. ARTE Juberias & CIA, S.L. Rubn Daro, s/n. - Tlf. y Fax: (958) 42 00 40 18200-MARACENA (Granada)

    Impreso en Espaa - Printed in Spain

  • ndice

    In t roducc in : Nietzsche y la polmica sobre El Nacimiento de la Tragedia. (Luis de Santiago Guervs) 9

    Erwin Rohde: Resea (no publicada en su tiempo) ' para la "Litterarische Centralblatt" 45

    Erwin Rohde: Comunicacin en la "Norddeutsche Allgemeine Zeitung". 26 de mayo de 1872 53

    Ulrich von Wilamowitz-Mllendorff: Filologa del futuro! Berln, 1872 65

    Richard Wagner: Carta abierta a F. Nietzsche en la "Norddeutsche Allgemeine Zeitung". 23 de junio de 1872 99

    Erwin Rohde: Pseudofilologia. Leipzig, 1872 109 Ulrich von Wilamowitz-Mllendorff: Filologa del

    futuro! Segunda parte. Berln, 1873 159

  • INTRODUCCIN

    F. Nietzsche y la polmica sobre El Nacimiento de la Tragedia.

    Gnesis de una disputa acadmica.

    En toda disputa acadmica intervienen siempre, adems de hechos cientfico-histricos que son objeto de debate y de discusin, motivos y causas extracientficas que interfieren pasionalmente su desarrollo y objetividad. Este estudio introductorio quiere explicar la trama oculta de esta singular polmica, la fuerza de la pasin que envuelve a sus participantes, los sentimientos, resentimientos y animosidad que no pocas veces desplazan a los propios argumentos. Para este fin hemos dejado que hablen en su intimidad los propios protagonistas, analizando sus valoraciones personales y sus puntos de vista a travs de documentos que nos ayudan a comprender el porqu de la virulencia de la disputa y sus consecuencias. Es obvio que esta puesta en escena viva y vibrante de la primera obra "intempestiva" de Nietzsche, El Nacimiento de la Tragedia, configura un marco adecuado para entender mejor la evolucin de la ideas de un pensador que no puede dejar a nadie indiferente.

  • O Luis de Santiago Guervs

    Cuando a finales de diciembre de 1871 comenzaron a alir a la luz pblica los primeros ejemplares de la opera puna de F. Nietzsche, El Nacimiento de la Tragedia desde el 'spritu de la msica, se hizo verdad aquella mxima que, nvirtiendo un dicho de Sneca, proclamaba al final de su iomero y la fologa clsica: "philosophia facta est quae >hilologia fuit"1, es decir, la constriccin cientfica de sus :nergas pasionales e intuitivas se quebraba para dejar va li->re al arte, a la poesa y a la filosofa. Su libro, esa "polifo-u'a contrapuntstica" que pretenda seducir a los odos ms luros, vena a consagrar, como en una profesin de fe, la neta de sus esfuerzos; con l quera expresar que toda acti-'idad filolgica tiene que estar siempre impregnada de una :oncepcin filosfica del mundo, en la que los menudos iroblemas de la interpretacin y la crtica son subsumidos >or una visin artstica cuya finalidad no es otra que la de 'iluminar la propia existencia", pues, en ltima instancia, "la :xistencia del mundo slo se puede justificar como fenme-10 estt ico". Para que la filologa clsica sea creativa, Nietzsche piensa que debe convertirse en una "filologa filo-;fica", entendiendo por filosofa una actitud espiritual, una /ivencia, y no un mero asunto del saber 2.

    En El Nacimiento de la Tragedia se revela con una clara itidez esa transformacin que sufre la filologa clsica en US manos a partir de sus propias vivencias. Aqu el mtodo iguroso ha sido desbordado por la intuicin, por la ideas iniversales y, sobre todo, por la pasin. "Si el fillogo pro-

    Leccin inaugural del 28 de mayo de 1869 en la Universidad de Basilea. Cfr. F.

    Nietzsche, Werke in drei Bnden, Edicin de Karl Schlechta, Munich, Hanser, 1956,

    II, pp. 157-174. ! "Gran perplejidad: la filosofa es arte o ciencia? Es un arte en sus fines y en sus iroductos. Pero su medio de expresin, la exposicin por medio de conceptos, es algo |ue tiene en comn con la ciencia. Es una forma de la poesa. Imposible de descifrar, er preciso inventar y caracterizar una categora nueva" (F. Nietzsche. Smtliche Verke Kritische Srudienasugabe, (KSA) , Edicin de G. Col y M. Montinari, Berln, V. de Gruyter, 1980, VII, p. 439).

    . Hacia una transformacin de la filologa

  • Nietzsche y la polmica sobre El Nacimiento de la Tragedia 1 1 cede de un modo puramente cientfico es posible que encuentre tesoros... pero al precio de olvidar esa emocin nostlgica que con el poder del instinto el ms glorioso de los guas llev a nuestros sentidos y a nuestra capacidad de goce del lado de los griegos" 3. La creatividad del fillogo depende, por tanto, de la fuerza del instinto, capaz de hacer surgir nuevos mundos de un panorama aparentemente conocido como el de la antigedad griega. Pero para eso el fillo^ go tiene que ser tambin artista, es decir, ha de mirar la ciencia con el ojo del artista y el arte con la mirada de la vida.

    ("La filologa debe estar en una relacin de reciprocidad I inextricable con el arte. La vida es digna de ser vivida, dice el arte; la vida es digna de ser estudiada, dice la ciencia" 4. Si la ciencia tiende al conocimiento y el arte es expresin de vida, slo ste es capaz de vencer las limitaciones de la ciencia y descubrir la vida multiforme y dramtica que se esconde bajo la apariencia de lasjormas racionalizadas del socratismo. Por eso reconciliar la frialdad de la razn y la lgica qlTcultiva la ciencia objetiva con el sentido irracionalista y potico de la vida (el espritu dionisaco) es la tarea titnica que se impone Nietzsche. El resultado son singulares "centauros": "ciencia, arte y filosofa crecen tan juntqs^ahora en m que algn da voy a parir centauros" 5. Era un difcil equilibrio que no tardara en romperse, primero bajo la mscara de Dioniso y luego bajo la de Zaratustra.

    Qu razones tuvo Nietzsche para desconfiar de la filologa clsica y posteriormente romper con ella? Cmo lleg a gestar aquellas tesis sobre la tragedia griega qu escandalizaron al mundo acadmico ms ortodoxo? Aquella profeca premonitora de su maestro Ritschl, segn la cual su joven discpulo, al que elev a la ctedra cuando apenas contaba veinticinco aos, llegara a estar entre la lite de la filologa

    3 Homero la filologa clsica, op. cit., p. 173. 4 Ibid., p. 73. 5 Carta a Rohde 151170. (F. Nietzsche. Smtliche Briefe.Kritische Studienausgabe, (KSB), Edicin de G. Colli y M. Montinari, Berln, W. de Gruyter, 1986, III, p. 95).

  • 12 Luis de Santiago Guervs

    ilemana, pareca disiparse en un aparente fracaso. Para poler valorar esa transformacin o metamorfosis en el pensa-niento del joven Nietzsche es necesario aludir a los dos grandes maes t ros que conmoc iona ron su vida: Schopenhauer y Wagner, en los que encontr fuerza y sostn ;n la investigacin de la verdad existencial.

    El descubrimiento de la filosofa de Schopenhauer en 1866 6 haba sido para l algo parecido a una conversin y una iniciacin. Tres aos despus, poco antes de tomar posesin de la ctedra de filologa, escriba a su amigo Carl von Gersdorff: "el fervor filosfico ha echado ya en m races demasiado profundas, y el gran mistagogo Schopenhauer me ha mostrado con harta claridad los verdaderos y esenciales problemas de la vida, para que no tenga nunca que temer una vergonzosa desercin de la 'idea'. Mi deseo, mi audaz esperanza es penetrar mi especialidad con esta nueva savia, infundir en mis alumnos ese fervor filosfico impreso en la frente del genial filsofo. Quisiera ser algo ms que un instructor de hbiles fillogos"7. Las ideas de Nietzsche a partir de entonces, aunque todava reprimidas por la indiscutible autoridad del maestro Ritschl, fueron haciendo mella en su talento creativo: se sumergi en el pasado para descubrir los orgenes de la sabidura pesimista, se lanz a ensear al mundo la verdad del dolor y su superacin, se propuso finalmente como tarea vivir el arte y no hacer de l un mero objeto de investigacin cientfica. Pero la filosofa de Schopenhauer no sera suficiente para explicar los motivos de esta transformacin. A ello habra que unir simblicamente un nombre en el que cristalizaron sus ideales y esperanzas: Richard Wagner.

    El encuentro con Wagner actu como un encantamiento que lo aleja poco a poco de la severa disciplina filolgica. Nietzsche se encontr con l por primera vez en noviembre de 1868 en Leipzig; luego, cuando fue nombrado catedrtico

    6 Cfr. C. P. Janz: Fridrich Nietzsche. .Infancia y juventud. Madrid, Alianza, 1981, p. 160ss. 7 Carta del 11-4-69: KSB, II, p. 386.

  • Nietzsche y la polm.ca sobre El Nacimiento de la Tragedia \ 3

    Basilea, comenz a frecuentar la casa de Wagner en Tribschen 8.'All se consum el destino de Nietzsche al encontrarse "a un hombre que me revela como ningn otro la imagen de lo que Schopenhauer llama 'el genio' y que se halla penetrado de aquella maravillosa filosofa ntima. Se trata de R Wagner... en l domina una idealidad tan incondicio-nada, una humanidad tan profunda y emocionante, un rigor vital tan elevado, que en sus proximidades me siento como en las proximidades de lo divino" 9. Eso