IBERAlIZANDO El MERCADO DE CEREAlES ... ... de los cereales se han eliminado o reducido, mientras...

download IBERAlIZANDO El MERCADO DE CEREAlES ... ... de los cereales se han eliminado o reducido, mientras que

of 12

  • date post

    23-Apr-2020
  • Category

    Documents

  • view

    1
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of IBERAlIZANDO El MERCADO DE CEREAlES ... ... de los cereales se han eliminado o reducido, mientras...

  • �ε↵ Raúl Ochoa Bautista, Especialista Agropecuario «A» de la Direc-ción General de Operaciones Financieras de ASERCA. Apoyos y Ser- vicios a la Comercialización Agropecuaria (ASERCA/SAGARPA).

    lIBERAlIZANDO El MERCADO DE CEREAlES EXPERIENCIAS, IMPACTOS Y lECCIONES DEl SUR DE ASIA ε↵

    LIBERALIZACIÓN COMERCIAL, UN TEMA VIGENTE

    El tema de la liberalización comercial en los mer- cados agrícolas, sigue siendo un espacio de amplio debate en el mundo, sobre todo, porque su discusión conlleva una cuestión de más fondo, la de analizar el papel que ha jugado -al menos durante los últimos treinta años- el comercio internacional en el desa- rrollo de los diversos países y, particularmente, en el sector agrícola.

    No olvidemos que la vigencia del tema, se ha puesto de manifiesto en cada reunión de la Ronda de Doha, en la que por cierto, las negociaciones sobre la agri- cultura han representado un obstáculo de enorme magnitud, impidiendo con ello, llegar a un acuerdo que satisfaga a todas las partes. De ahí que la Orga- nización Mundial de Comercio –WTC, por sus siglas en inglés- haya instado recientemente a los encargados de las negociaciones de los diversos países, a traba- jar de manera intensa con el objetivo de que la Ronda -y en particular los acuerdos agrícolas- puedan con- cluir a finales del siguiente año.

    No obstante, de que la ruta de las negociaciones tiene como eje tres asuntos básicos: acceso a los mercados, ayuda interna, y subvenciones a la exportación, ha Pu

    bli ca

    do e

    n In

    fo As

    er ca

  • No. 208D i c i e m b r e

    sido la cuestión del acceso a los mercados –es decir, la liberalización de los mercados- la esfera más com- pleja para poder llegar a un acuerdo. Por otra parte, cada vez que en el mercado mundial, se generan eventos que impactan el comercio y los precios de los principales productos alimentarios, el desacuerdo por la pertinencia o no de liberalizar el mercado de productos agrícolas se hace más acalora- do, particularmente cuando los gobiernos comienzan a tomar medidas proteccionistas.

    Recordemos tan sólo, que durante la crisis de los pre- cios elevados del período 2007-2008, muchos países aplicaron medidas que reducían el rango de acción de lo que “supuestamente tendría que ser un merca- do agrícola liberado”. Así, aparecieron medidas que restringieron o prohibieron el comercio internacional. Un ejemplo de esto, lo encontramos en la región de Asia, en donde los principales exportadores de arroz, como Paquistán, Vietnam e India, establecieron medi- das destinadas a reducir la exportación; o bien, las acciones que también llevaron a cabo países como Kazakhastán, Ucrania y Uzbekistán.

    De igual forma, en América Latina se aplicaron -du- rante el mismo período- cuotas o límites a los volúmenes de exportación, como ocurrió con el arroz de Brasil, la

    carne de vacuno y los cereales en Argentina. O más recientemente, las prácticas asumidas por el gobierno ruso frente a la sequía que redujo su producción de trigo, y ante lo cual prohibió la exportación de este cereal, al menos en lo que resta de este año. Si bien, estas medidas garantizan -en lo inmediato- una oferta adecuada en los mercados domésticos, en nada con- tribuye a reducir los altos precios del mercado inter- nacional, generando efectos negativos, en especial, en aquellos países que son importadores de alimentos.

    Es justamente en el marco de esta discusión -y en un contexto de recesión económica y de incremento de precios de algunos productos agrícolas, que sin duda, eleva las críticas a las medidas de liberalización comercial- que el International Food Policy Research Institute (IFPRI) y Oxford University Press, acaban de publicar el libro: Liberalizing Foodgrains Markets: Ex- periences, Impact, and Lessons from South Asia (Libe- ralizando el mercado de cereales: experiencias, im- pactos y lecciones de Asia del Sur). Este trabajo, -que muy probablemente nunca lo veamos en español- es un interesante análisis, que mediante estudios de caso por país y a través del método comparativo, busca explicar la naturaleza de las reformas en el mercado de cereales -de dicha región- y los efectos que en la economía agrícola y en la seguridad alimentaria han tenido.

    Pu bli

    ca do

    e n

    In fo

    As er

    ca

  • Los especialistas A. Ganesh-Kumar, Devesh Roy y As- hok Gulati, nos proporcionan una importante investi- gación, que abona en contra de la visión crítica de la liberalización de los mercados agropecuarios. Sin caer en un triunfalismo –casi de carácter ideológico- y reconociendo que el mercado y la apertura comercial tienen límites, nos ofrecen un panorama de confianza en el comercio, destacando los efectos positivos que pueden traer a la seguridad alimentaria. EL SUR DE ASIA

    Los investigadores, inician el libro con una caracteriza- ción del Sur de Asia, así como de los efectos que los elevados precios tuvieron. De esta forma, señalan que en esta región del globo, se concentra un importante número de las personas de bajos recursos del mundo, así como también, carentes de seguridad alimentaria, especialmente en alimentos básicos como trigo, arroz y maíz; lo que continúa siendo una preocupación im- portante para los gobiernos, los organismos multilate- rales y la sociedad civil del orbe.

    En este contexto, la inflación generada por los al- tos precios que se registraron durante el período 2007-2008 en el mercado mundial, también se manifestó y de forma aguda en el Sur de Asia, observándose elevadas tasas de inflación –que en algunos casos alcanzaron cifras del orden de 50 a

    100 por ciento- en productos básicos de Bangla- desh, Paquistán y Sir Lanka. Esos precios picos y el miedo de no contar con una oferta que satisficiera el mercado doméstico, fueron los factores que deli- nearon las políticas de respuesta de los gobiernos de los diversos países, con el fin de mantener el equilibrio entre la oferta y la demanda de los principales granos básicos.

    India, como la principal economía de la región –y uno de los más importantes países productores de diver- sos commodities agrícolas- reaccionó a dicha situación con prohibiciones a la exportación de arroz, trigo y maíz, así como con la suspensión del comercio futuro en estos cereales, acciones que tenían como objetivos: asegurar una oferta satisfactoria en el mercado local y con ello precios accesibles para su población.

    Asimismo, el gobierno hindú en 2007, implementó lo que se conoce como la Misión Nacional de la Seguri- dad Alimentaria y anunció a su vez, un paquete espe- cial para la agricultura de aproximadamente 6 billo- nes de dólares estadounidenses, que permitiría renovar su agricultura y hacer frente a los elevados precios.

    POLÍTICAS CEREALERAS EN EL SUR DE ASIA

    El documento sostiene, que debido a su herencia cul- tural común y a las semejanzas que genera la globa-Pu

    bli ca

    do e

    n In

    fo As

    er ca

  • No. 208D i c i e m b r e

    lización de los mercados, Bangladesh, India, Nepal, Paquistán y Sir Lanka, comparten similitudes en sus políticas alimentarias.

    Indican que durante las primeras fases de desarrollo, los gobiernos de estos países, se movieron de manera lenta hacia un enfoque pro-industrial, sin embargo, la eventual adopción de tecnologías agrícolas, ocasionó mejoras significativas en la producción y disponibili- dad de alimentos. De tal forma, que India y Paquistán han surgido como estados con excedentes de alimen- tos; Sir Lanka y Bangladesh han visto declinar sus dé- ficits alimentarios; en tanto que Nepal en la actuali- dad, hace frente a un déficit alimentario leve.

    Como la situación de la autosuficiencia en la produc- ción de los alimentos mejoró en el Sur de Asia, los responsables de las políticas comenzaron a darse cuenta de las desventajas que ofrecían las políticas intervencionistas, estás incluían, elevados y continuos incrementos en los costos, las constantes ineficiencias, las fugas y la corrupción del sistema de administración de los alimentos. De ahí, que los cambios en las polí- ticas alimentarias –algunos de ellos en respuesta a los compromisos internacionales y a las presiones de los donadores- surgieran como mecanismo para cambiar la situación. De este modo, los gobiernos de la región comenzaron a liberalizar sus políticas alimentarias, siendo Sir Lanka el iniciador en las transformaciones de este tipo, seguido por Bangladesh, India, Nepal y Paquistán.

    ADqUISICIÓN, ALMACENAjE y DISTRIBUCIÓN PúBLICA

    El trabajo incluye un interesante recuento, de cómo los Estados de los diversos países de la región, inter- venían en los mercados. Apunta como las agencias paraestatales como la Food Corporation de India, la Food Corporation de Nepal, la Agricultural Sto- rage and Supplies Corporations de Paquistán, y las Agencias Estatales o departamentos especializados dentro de los gobiernos -incluyendo la Comisión de India para los Costes y la Comisión de los Precios Agrícolas de Paquistán- trabajaron para establecer sistemas de seguridad alimentaria, que tenía como objetivos:

    Proteger los incentivos de los productores. Estabilizar los precios, de tal modo que se redujeran los riesgos del mercado para los productores. Proporcionar una oferta de granos a los consumidores, con precios subvencionados.

    Estos sistemas de intervención p