BOLETIN Nº 5 DEFINITIVO - abaah.· tan (α) = h/d ˜ d = h/tan(α). Así, para h=1 m, d = 1.82 m.

download BOLETIN Nº 5 DEFINITIVO - abaah.· tan (α) = h/d ˜ d = h/tan(α). Así, para h=1 m, d = 1.82 m.

of 34

  • date post

    20-Jan-2019
  • Category

    Documents

  • view

    212
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of BOLETIN Nº 5 DEFINITIVO - abaah.· tan (α) = h/d ˜ d = h/tan(α). Así, para h=1 m, d = 1.82 m.

Abaah Boletn Informativo de la

Asociacin Bursabolense de Arqueologa, Arte e Historia

CONSEJO DE REDACCIN

Coordinacin y maquetacin: Francisco Martnez Mejas

Secretaria: Luca Alcntara Ortiz

Vocales: Jos M Abril Hernndez

Melchor Osuna Ramos

Miguel Vilches Gimnez

Este boletn se puede descargar desde la pgina WEB de la Asociacin

PGINA WEB:

www.bujalancearqueologiaehistoria.es

Blog de participacin:

abaah.blogspot.com

Correo electrnico:

ABAAH2009@gmail.com

N de cuenta para ingreso de cuotas:

Banco Santander Central Hispano C/C 0049-0445-712190

La Caixa C/C 2100-4571-79-0200061624

Cuotas: El importe de las cuotas es de 12 anuales y el pago se puede hacer bien directamente al tesorero Miguel Vilches o, preferentemente, ingresando la cuota en alguna de las cuentas bancarias arriba indicadas.

Abaah Bolet in Informat ivo n 5 Pgina 2

Junta de Gobierno de la Asociacin

Presidente

Francisco Martnez Mejias

Vicepresidente

Jos M Abril Hernndez

Secretaria

Luca Alcntara Ortiz

Tesorero

Miguel Vilches Gimnez

Vocal de Informtica y pgina Web

Melchor Osuna Ramos

Vocales

Manuel Coca Castro

Ildefonso Palomino Lavirgen

lvaro Abril Labrador

Francisco Len Gmez

Gabriel Castro Moreno

Jos Pareja Malagn

Bujalance (Crdoba), julio 2011

Portada: Varias actividades de la Abaah

Diseo: Melchor Osuna Fotografas F. Martnez/G. Castro

Editorial

Publicamos el Boletn Informativo de la Asociacin Bursabolense de Arqueolo-ga, Arte e Historia n 5. En principio digital que, como sabis, nos mantiene informados de las numerosas actividades que vamos realizando y de las que tenemos programa-das. Adems, como ya hemos referido en alguna ocasin, nos sirve de lazo o nexo de unin a los socios intercambiando informa-cin y aprendiendo todos. En este nmero hemos mantenido la seccin El ojo de Ra, comunicaciones, denuncias o alertas que nos remitan los asociados relacionadas con el mantenimien-to y conservacin de nuestro patrimonio cultural, histrico y artstico, pues como sa-bis este es uno de los fines de nuestra Asociacin.

Para la consecucin de nuestros objetivos es muy importante la difusin de estos boletines, de la revista anual Adalid y de la pgina web de la Asociacin, por ello hacemos una llamada de atencin a todos, para que en la medida de sus posibilidades, reenve este boletn digitalizado a perso-nas o entidades que puedan estar intere-sadas en la conservacin y defensa de nuestro patrimonio cultural e histrico-artstico y en general, en la divulgacin de la arqueologa, el arte y la historia. Con ello crearemos una amplia red de difusin, personas a las que podemos llegar sin coste alguno, pues al ser digital y maquetado por nosotros, no necesitamos subvenciones para su mantenimiento, lo que nos garantiza su continuidad e independencia.

Como sabis esta Asociacin tiene instituido un premio Adalid que se otorga-r a personas que se hayan destacado en la defensa de nuestro patrimonio cultural, hist-rico y artstico. Este premio no es anual, sino que se conceder cuando, a juicio de la Asociacin, la persona o entidad propuesta rena los mritos necesarios para hacerse valedor de este premio.

La prxima publicacin que reali-cemos ser el n 2 de la revista anual Adalid, en papel a color y digitalizada. Es la publicacin ms importante que hacemos y, para darle cierto prestigio y calidad, tanto en el continente como en el contenido, es preciso que todos los socios y conocidos de stos que puedan aportar colaboracio-nes culturales: arqueolgicas, histricas, artsticas o de cualquier tema cultural de inters, naturaleza, flora, fauna, astrono-ma, etc., a ser posible relacionadas con Bujalance. Las colaboraciones nos la deben remitir antes del 30 de septiembre de 2011. Por ello hacemos un llamamiento a todos, para que en las medidas de sus posibilida-des colaboren, bien escribiendo algn artcu-lo o buscando algn posible colaborador, con ello conseguiremos nuestro objetivo de tener una revista cultural de relevancia, am-plia y eficazmente divulgativa.

F. Martnez Mejas

El pasado domingo da 27 de febrero un nutrido grupo de miembros de la ABAAH visitamos el parque arqueolgico de Torreparedones, guiados por Jos Antonio Morena, arquelogo que dirige las excavaciones (en la fotografa). Adems de la imponente ciudad de cronologa romana, que an permanece sin nombre, destaca el santuario bero que encontramos extramuros, en una prominencia del terreno que se proyecta hacia el sur (aparece en el mapa que vemos en la primera fotografa), y que es, hasta ahora, el nico recinto de culto que se ha conservado. Jos Antonio Morena explic que su perfecta orientacin en el eje Norte-Sur debiera guardar algn sentido astronmico. En el santuario, aparece un Betilo (piedra habitada por el espritu de un dios primigenio) en lnea con una columna

mutilada. Sin un estudio sobre el terreno no podemos argumentar en detalle el eventual trasfondo astronmico, pero traemos aqu algunos apuntes que pueden ayudarnos a entender esta configuracin de gnomon y Betilo o, al menos, a compartir con los visitantes de este mgico lugar un fugaz viaje a los mundos olvidados en los que la rueda de los equinoccios marcaba el pulso de los tiempos. El gnomon es el elemento que proyecta la sombra (un poste o columna), y el Betilo aporta la fuerza interpretativa. Cuando se colocan alineados en la direccin N-S se producen sugerentes juegos de sombras que marcan momentos especiales en el da y en el transcurrir de las estaciones. En primer lugar conviene revisar algunos aspectos bsicos de la rbita aparente del Sol vista en el hemisferio norte, para lo que pueden consultar nuestro artculo sobre el sol Morente. Cada da el Sol describe un arco sobre el horizonte, siguiendo una rbita inclinada que alcanza su mxima altura al cruzar el meridiano del sur (momento que se conoce como medio da en el horario solar local h.s.l.-). La rbita es simtrica respecto de este meridiano y, en particular, el tiempo transcurrido desde el orto hasta el medio da (h.s.l.) es el mismo que la duracin desde este instante hasta el ocaso. El

Abaah Bolet in Informativo n 5 Pgina 3

ACTIVIDADES El Santuario bero de Torreparedones

Por Jos Mara Abril Hernndez

Jos Antonio Morena Santurario Ibero de Torreparedones, antes de su restauracin.

http://astronomiaenbujalance.blogspot.com/2009/04/el-sol-morente.html

Sol sale por el este y se oculta por el oeste slo en los equinoccios, que ocurren dos veces en el ao. En los equinoccios la duracin del da y de la noche es igual. En invierno el Sol sale (y se oculta) algo ms hacia el Sur. Las rbitas son ms cortas y la duracin del da menor. La rbita ms corta (y la menor duracin del da) corresponde al solsticio de invierno. Por el contrario, en verano el Sol sale (y se oculta) ms hacia el norte. Las trayectorias son ms largas, al igual que la duracin del da. En los equinoccios la rbita aparente del Sol est contenida en el plano del ecuador celeste. 1. Sistema gnomon-betilo S-N en plano horizontal, sin ligadura de recinto. Trayectoria de sombra En el momento del medio da solar local, el Sol transita el meridiano del Sur, y la sombra del gnomon se proyecta hacia el norte, direccin en la que se encuentra el Betilo. Si el gnomon es lo suficientemente alto, o el Betilo est lo bastante cerca, ste quedar en la zona de sombra del gnomom. El ocultamiento puede ser total o parcial, y variar segn las estaciones, como discutiremos ms tarde. Especial inters tiene la situacin de un gnomon corto. En este caso la trayectoria de sombra se pasea delante del Betilo, y como la altura del sol es mayor en el medio da local, se produce el efecto

de repulsin de la sombra. Es como si el Betilo tuviera poder sobre la oscuridad que trata de cernirse sobre l. Recuerde este efecto cuando hablemos del ciclo estacional. En cualquier caso, el alineamiento de la sombra marca el momento del medio da en horario solar local.

La rueda de los equinoccios El siguiente esquema muestra la situacin de la sombra proyectada al medioda, en horario solar local, en distintos momentos del ao. El ngulo

que forman los rayos solares con la horizontal es = 90 -+s. As, en los equinoccios (s=0), el ngulo, para una latitud de observacin de 37 45 ser 52 15, y en el solsticio de invierno (s= -23.45 ) ser 28.8 . En el solsticio de invierno la proyeccin de sombra ser la ms larga en todo el ao. Puede jugarse con la altura del gnomon y la distancia al Betilo para que en el solsticio de invierno la sombra llegue justo a tocar el borde del Betilo. Por ejemplo, si se fija un gnomon de de altura h, la distancia, d, al Betilo tendr que ser tan () = h/d d = h/tan(). As, para h=1 m, d = 1.82 m.

En esta disposicin se consigue el efecto de que, durante todo el ao, la sombra se pasea delante del Betilo, alejndose de l en el medio da, pero osando acercarse cada vez ms, hasta el solsticio de invierno. Ese es el da ms corto del ao (el acortamiento progresivo de los das a medida que se acerca el solsticio de invierno se interpretaba como la muerte mtica del sol). La diosa-Betilo tiene entonces el poder de hacer retroceder la sombra; y a pa